Gobierno lanzó proyecto que busca poner en órbita 10 satélites nacionales: Antofagasta será una estación de monitoreo

El proyecto promete un trabajo en conjunto con el mundo público y privado para obtener más información territorial, control de los desastres naturales, cambio climático, entre otros.

El Ministro de Defensa Nacional, Baldo Prokurica, dio a conocer la implementación de un Sistema Nacional Satelital, el que contempla el lanzamiento de 10 satélites, de los cuales 8 serán fabricados en Chile. Considerando poner en el espacio los primeros tres satélites entre 2021 y 2024.

Al poner oficialmente en marcha el proyecto satelital que anunció el presidente Sebastián Piñera en 2019, Prokurica afirmó que “será un notable aporte al desarrollo científico y tecnológico nacional, la Defensa y la sociedad civil. Este sistema, además, tendrá acceso a constelaciones internacionales de cerca de 250 satélites”.

SATÉLITES

Publicidad

Se trata de una iniciativa que involucra la ayuda de empresas internacionales líderes en el espacio como lo es, “Space X”, que pondrá en órbita los satélites Fasat-Delta, Fasat-Eco 1 y Fasat-Eco 2, para finalizar con la construcción de otros microsatélites a cargo de ingenieros y técnicos chilenos pertenecientes a la Fuerza Aérea y también a varias universidades del país.

Para operar estos satélites, se construirá un nuevo y moderno Centro Espacial Nacional (CEN) en Cerrillos el 2022, el que contará con un laboratorio encargado de la fabricación de estos, un centro de emprendimiento e innovación espacial y un centro de mando y control de la información geoespacial.

De: Ministerio de Defensa Nacional

También, se levantarán estaciones de monitoreo de alta resolución en las regiones de Antofagasta, Santiago y Punta Arenas, con el fin de tener una mayor gama de imágenes recibidas con frecuencia y “a un menor costo”. El titular de la cartera indicó a Radio Biobio Chile que, “Ello nos permitirá construir nuestros propios satélites, acordes a nuestras necesidades y realidad como país y también alcanzar la independencia en todo lo referido al espacio”.

BENEFICIOS REGIONALES Y NACIONALES

La iniciativa, traerá múltiples beneficios para distintos sectores de la población. A nivel regional, Eduardo Unda, director del Centro de Astronomía de la Universidad de Antofagasta, señaló que el proyecto logrará revivir una actividad que se perdió en 1963, cuando se retiró a Santiago la estación de seguimiento satelital que estaba en el Salar del Carmen. En ese tiempo se trataba de una iniciativa de la NASA y hoy se convierte en un proyecto nacional. “Esperamos que se desarrolle en completa sintonía con las potencialidades del territorio, que ya ha demostrado vastamente ser apto para la observación del cielo de múltiples maneras”, expresó.

Agregando que esto es señal del empoderamiento que está teniendo Chile en el área tecnológica y que involucra estrechamente a la sociedad civil y las nuevas generaciones. “La tecnología satelital tiene la capacidad de impactar positivamente en muchos aspectos de la calidad de vida de nuestra sociedad. Nos puede ayudar a una mejor gestión de recursos naturales, a hacer más eficientes nuestros desplazamientos y comunicaciones, a un mejor control de desechos, a una mejor protección del patrimonio, etc.” declaró el académico.

Conjunto Salar del Carmen, 1963. Archivo El Mercurio de Antofagasta.Vista hacia explanadas y escaleras, 1962. Archivo M. Pérez de Arce.

A su vez, desde la Base Aérea Cerro Moreno de la Fuerza Aérea de Chile, comentaron que, “Antofagasta será una de las ciudades donde se emplazará una de las tres Estaciones Terrenas Satelitales con capacidades de obtener y procesar imágenes satelitales permitiendo la implementación de Programas Espaciales Regionales con proyectos educativos, de conocimiento, investigación y desarrollo de tecnologías, entre muchos otros beneficios”.

Por parte del mundo científico, el Ministro de Ciencias, Andrés Couve agregó que “los nuevos activos que estamos incorporando a través del SNsat son un paso importante en la alianza estratégica entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Ciencia. La agenda de trabajo que se abre integrará al sector público, las fuerzas armadas, el sector privado, la academia y la sociedad civil para atender a necesidades que superen el ámbito de la seguridad y la soberanía nacional e incluyan la investigación, la tecnología, la innovación y el emprendimiento al desarrollo espacial chileno”. También agregó que la ciudadanía tendrá acceso remoto a estos sistemas, lo cual les ayudará a conocer el territorio y estar al tanto de temas como desastres naturales o el cambio climático, entre otros.