Gobierno realizó nueva expulsión de migrantes: 72 personas fueron deportadas del país

45 de ellos son expulsados judiciales, es decir, han sido condenados por tribunales por delitos como secuestro, tráfico de armas, tráfico de armas y robo con violencia.

Archivo: Extranjeros expulsados del país

Este jueves 24 de junio, el Gobierno chileno, nuevamente realizó la expulsión de migrantes, en un procedimiento supervisado por el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli; el director del Servicio Nacional de Migraciones, Álvaro Bellolio, y el subdirector de Inteligencia, Crimen Organizado y Seguridad Migratoria de la Policía de Investigaciones, prefecto inspector José Ortiz.

Desde la Subsecretaría del Interior, se informó que las personas expulsadas son 72, de nacionalidad argentina y colombiana, a causa de procesos judiciales y administrativos.

Según señaló el director del Servicio Nacional de Migraciones, 45 de ellos son expulsados judiciales, es decir, han sido condenados por tribunales por delitos como secuestro, tráfico de armas, tráfico de armas y robo con violencia.

Publicidad

Además y respecto a las críticas del Servicio Jesuita Migrante por este procedimiento y otras expulsiones masivas, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, dijo desconocer los cuestionamientos por este procedimiento en particular, pero defendió su desarrollo.

Asimismo, señaló que no hay expulsiones masivas, sino que tanto las judiciales como las administrativas se realizan personalmente, y que luego son ejecutadas en un mismo avión.

“Respecto de los expulsados administrativos, hay expedientes individuales respecto a cada uno de ellos, algunos de ellos no pudieron regularizar su situación migratoria como consecuencia de que tenían antecedentes penales en su país y otros fueron expulsados como consecuencia de su ingreso clandestino”, puntualizó Galli.

Finalmente, la autoridad recalcó que los expulsados a través de la vía administrativa son notificados con semanas de antelación, y que ninguno presentó algún recurso para evitar el procedimiento.