Casi le revientan un ojo por manifestarse contra el gobierno

Fotografía: Fech.cl / Metiendo Ruío - Victor Salazar

Joven estudiante recibió una bomba lacrimógena en pleno rostro y además terminó secuestrada por efectivos de carabineros.

Con gravísimas lesiones, tal como se aprecia en la foto, terminó la estudiante de 5° año de la carrera de Sociología de la Universidad de Concepción, Paulina Rubilar, luego de recibir una bomba lacrimógena en su rostro por parte de carabineros, al interior del barrio Universitario de Concepción, en el marco de la jornada de protesta nacional contra el gobierno,convocada por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech).

Según testigos presenciales contactados por Diario Resumen de Concepción, un funcionario de Fuerzas Especiales disparó su arma directamente al rostro de la joven, a menos de 40 metros de distancia.

Publicidad

La joven afectada por este cobarde ataque permanece ingresada en el Hospital de Concepción con daño ocular, y fractura facial, aunque al parecer, sin riesgo de perder la visión, según informó el médico tratante a Publimetro.

Secuestro

Un hecho que agrava la situación vivida por Paulina, es que pese a encontrarse en estas condiciones y afectada por vómitos, permaneció secuestrada por personal de Fuerzas Especiales, hasta pasadas las 20:30 horas del jueves. En efecto, contrario a lo que consigna la ley, Carabineros impidió la visita de sus compañeros, su novio y hasta de autoridades universitarias. La jefa de la carrera de Sociología, Alejandra Brito, llegó hasta la urgencia del Hospital Regional, y también le fue negado el acceso a la estudiante herida.

La joven permaneció por horas sin que nadie entregara información sobre su estado de salud, a pesar de que los medios de comunicación difundían imágenes y noticias a lo largo de todo Chile.

Cabe hacer presente que la estudiante llegó por sus propios medios al recinto hospitalario y en ningún momento tuvo la calidad de detenida que justificara dicho proceder, constituyendo tal acción policial una ilegalidad, sobre la cual abogados de la Federación de Estudiantes (FEC) y de la propia Universidad, buscarán responsables.