Tragedia en Safari: Trabajadora de 21 años murió atacada por un tigre enjaulado

A pesar de que la investigación aún esta en desarrollo, algunas declaraciones indican que la joven, se encontraba trabajando en el recinto, al parecer limpiando la jaula del tigre, cuando éste la atacó.

Créditos: BioBioChile

Este viernes 6 de agosto, lamentablemente, falleció una joven de 21 años tras ser atacada por un tigre en una jaula del Parque Safari de Rancagua. El hecho fue confirmado por bomberos quienes acudieron al lugar para prestar ayuda y apoyar al SAMU.

A pesar de que la investigación aún esta en desarrollo, algunas declaraciones indican que la joven, identificada como Catalina Torres Ibarra, se encontraba trabajando en el recinto, al parecer limpiando la jaula del tigre, cuando éste la atacó. Luego del suceso, fue rescatada por el personal del parque, no obstante, mientras realizaban la reanimación, producto de todas las heridas, ella falleció.

Por su parte, Antonio Rojas, Gerente General del establecimiento, explicó su versión e indicó que la actividad realizada por la trabajadora era una acción rutinaria, la cual consistía en limpiar la gravilla del riel, y este día en particular solo debían limpiar el portón del sector. “Había una pareja de muchachos que estaba limpiando y obviamente el portón estaba abierto, pero todos los animales estaban en sus recintos, en sus habitaciones, encerrados con llave“, señaló.

Publicidad

“En el instante en que uno de los chicos va a buscar un contenedor para echar la gravilla suelta, ve que ya no están los chicos (…). Luego, ve que uno de ellos desde el interior viene avanzando hacia la puerta y le pregunta qué hace adentro, cuando expresamente el día anterior se habían dado indicaciones que se iba a hacer mantenimiento sólo al portón de leones, ni siquiera al interior”, continuó.

Tras las declaraciones de Rojas, trabajadoras del Safari, en conversación con BioBioChile, señalaron que “todo lo que está diciendo don Antonio, que es el gerente de este parque, es falso. (…) No activaron el protocolo del parque, no hicieron nada. No fue culpa de ella, no fue culpa del animal, fue culpa del parque que no hizo nada”.

Asimismo, indicaron que, “La niña que falleció no trabajaba en manejo animal, ella era guía de safari como todas nosotras. Nosotras no teníamos por qué hacer ese trabajo, nosotros lo hacemos por que lo daban como horas extras y es beneficiario para nosotros, pero ese no es nuestro trabajo”.

Además, agregó que “nuestro trabajo es estar arriba del camión y hacerle el tour a la gente para enseñarles sobre los leones y los tigres, nada más que eso”.

Tras el lamentable hecho, el parque cerró sus puertas para el público, durante este día, y aún no se sabe si abrirán prontamente.

Cabe mencionar, que la investigación esta en curso, por ende, hay distintas versiones circulando por las redes. A su vez, no se conoce que ocurrirá con el tigre, ni tampoco se ha confirmado si hubo negligencia por parte del safari. Mientras los hechos no sean confirmados por las autoridades pertinentes, se debe guardar respeto por la familia y sus cercanos, quienes hoy perdieron a una hija, nieta, prima y amiga.