A 4 años de la Ley de aborto en tres causales: Más de 2.500 procedimientos se han realizado a lo largo del país

Si bien la región de Antofagasta no se encuentra en los primeros lugares donde más se realiza este procedimiento, si se encuentra dentro de las 10 regiones con más interrupciones de embarazo.

Créditos: El Mostrador

El 23 de septiembre se cumplieron cuatro años desde que se publicó en el Diario Oficial la despenalización del aborto en Chile, esta legislación solo permite la interrupción únicamente en las tres causales: violación, inviabilidad fetal y riesgo para la vida de la madre en gestación.

Desde el 2017, año en el que la ley 21.030 fue promulgada, hasta la actualidad (2021), las cifras del Ministerio de Salud, indican que se han registrado más de 2.500 abortos por las tres causales, si bien la región de Antofagasta no se encuentra en los primeros lugares donde más se realiza este procedimiento, si se encuentra dentro de las 10 regiones con más interrupciones.

Cronología Histórica del Aborto en Chile

Publicidad

El aborto en Chile ha sido uno de los debates principales en la agenda social durante muchos años, en este sentido, el conflicto se genera cuando se cuestiona la moralidad de la situación, ya que incluso hoy en día se sigue reprochando socialmente a las mujeres que plantean la interrupción como una de sus opciones cuando quedan embarazadas.

Lo cierto es que, aún cuando hay tantos cuestionamientos en torno al aborto, este siempre ha existido, incluso antes de la colonización. Durante el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo el aborto fue legalizado solo con fines terapéuticos, sin embargo, con la llegada de la dictadura, comandada por Augusto Pinochet, esta práctica fue prohibida en el país.

Dicho esto, cabe mencionar que cuando se comenzó a redactar la Constitución, por la que aún Chile se sigue guiando, Jaime Guzmán planteo la introducción de la prohibición del aborto con las siguientes palabras “La madre debe tener el hijo aunque este salga anormal, aunque no lo haya deseado, aunque sea producto de una violación o, aunque de tenerlo, derive su muerte”, negando así las posibilidades de acudir a la interrupción en las tres causales, un discurso que se sigue escuchando en la actualidad.

No obstante, muchos años después, en 1980, el resto de los redactores de la Constitución negaron esta moción e indicaron en el artículo 19 que la ley debe proteger la vida del que está por nacer.

Luego de la creación de esta legislación, el gobierno de Michelle Bachelet en 2014, durante su cuenta pública, anunció el proyecto de ley que despenalizaría el aborto terapéutico, es decir bajo las tres causales. Esta iniciativa conmocionó al país, tanto a quienes estaban a favor como en contra. De ahí en más, comenzaron las manifestaciones de ambas posiciones.

En enero de 2015, ingresó al congreso el proyecto y después de un año, en marzo de 2016, fue aprobada por la Cámara, para luego ser despachado al Senado, la cual lo aprobó en julio de 2017. Mientras la ley estaba siendo debatida, un grupo de Chile Vamos presentaron dos requerimientos constitucionales ante el Tribunal Constitucional, no obstante después de ser admitida, los ministros del TC fallaron.

Luego de esta situación, el 14 de septiembre de 2017 la ley 21.030 fue promulgada y publicada días más tarde en el Diario Oficial. En este contexto, en octubre del mismo años ocurrió la primera aplicación de la legislación, cuando producto de una violación, una niña de 12 años se sometió a la interrupción del embarazo, bajo la ley de aborto por las tres causales.

Actualidad

En este sentido, desde la fecha anteriormente mencionada al presente año, más de 2.500 mujeres han utilizado su derecho legal de interrumpir el embarazo bajo las tres causales. Según lo recopilado por CNN Chile, la mayor cantidad de procedimientos fue por inviabilidad fetal, esto quiere decir que el feto o embrión padecía una patología congénita o genética que no les permitiría tener compatibilidad con la vida extrauterina independiente.

Por otro lado, la información también señala que de estos cuatro años, el 2019 fue el momento en el que más interrupciones se realizaron, con 818 en total. Como se mencionó anteriormente, la inviabilidad fetal es la mayor causal que se utiliza al momento de interrumpir la gestación, a esta la sigue la primera causal, que es cuando la mujer gestante está con riesgo vital.

Finalmente, continúa la causal por violación, en este punto se aclara que no por ser la ultima significa que la cifra es menor, siendo todo lo contrario. Los índices son bastante altos, en total desde 2018 hasta este 2021, se han realizado 797 interrupciones, por el momento se desconoce cual es la cantidad exacta de las edades, sin embargo, las cifras se contemplan de los 11 años.