“Solo 4 han recibido sentencia”: El desolador balance del INDH sobre las querellas presentas por víctimas de violaciones a los derechos humanos

"No tengan miedo de repetir una y mil veces que estamos frente a las más graves violaciones a los DDHH desde el retorno a la democracia", sostuvo Sergio Micco, director del INDH.

Créditos: Radio Universidad de Chile

Exactamente a dos años del 18 de octubre de 2019, desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) realizaron una evaluación respecto a la situación judicial y de acompañamiento a las victimas que denunciaron de manera formal las violaciones que sufrieron en cuanto a derechos fundamentales, durante el estallido social. Esta misma comisión aseguró que los resultados al balance son realmente preocupantes y desoladores.

De acuerdo a lo señalado por El Mostrador, al año 2020, se habían presentado 2.917 querellas de las cuales 52 procedieron a formalización, hubo 111 imputados formalizados y solo una sentencia condenatoria. Sin embargo, actualmente, existen 3.072 querellas, de éstas, se formalizaron 70 casos, se consideraron 136 imputados formalizados, pero solo hay 4 sentencias condenatorias. “Hemos avanzado muy poco. El panorama sigue siendo así después de dos años”, afirmaron desde el INDH.

“El Estado no está cumpliendo con el deber de sancionar las graves violaciones a los DDHH. Hay falta de sanción en casos de DDHH. Antes de la crisis social teníamos que menos de un 1% de los casos de violencia institucional terminaba con sentencia. Hoy día hay 0,03%, de esta manera reiteramos las debilidades en el deber de investigar casos de graves afectaciones a los DDHH”, afirmó el servicio público.

Publicidad

Asimismo, aseguraron que hay deficiencias en instituciones colaboradoras de la investigación, como el Servicio Médico Legal o PDI.

Finalmente, el Director de INDH, Sergio Micco, enfatizó en que “No tengan miedo de repetir una y mil veces que estamos frente a las más graves violaciones a los DDHH desde el retorno a la democracia. Esto es gravísimo. El Estado de Chile está en falta y, atención, estamos en contacto con las víctimas y ellos nos reconocen como una institución cercana pero saben que somos de este Estado. Somos parte de un Estado que no se ha dado los medios para prevenir investigar y sancionar toda violación de los DDHH”.