Ser activista en Chile puede significar la muerte: Historias de distintas personas muertas por levantar la voz ante la injusticia

El activismo en Chile se volvió cosa de vida o muerte, son muchos los dirigentes sociales que han muerto en diferentes circunstancias, luego de estar vinculados en distintas causas territoriales y gremiales.

A lo largo de los años se han levantado miles de luchas en el país ya sea para buscar mejoras laborales, sociales o medio ambientales y con ello también son muchas las personas que arriesgan su vida o reciben amenazas por ser cabecillas o parte de aquellos que levantan la voz por las injusticias que vive Chile día a día.

América Latina es la región más peligrosa para los defensores medioambientales y Chile no es ajeno a esta realidad, ya que cada vez suenan con más fuerza los nombres de personas que murieron bajo el manto de la sospecha, después de luchar y oponerse a las grandes industrias que están involucradas en un sistema que prioriza las ganancias económicas sobre los derechos humanos y de la naturaleza.

Son bastante los casos en el país de personas que han muerto o se han “suicidado”, después de dar la lucha por salvar el ecosistema o por mejorar las condiciones sociales del país, entre los casos más conocidos están Camilo Catrillanca, Macarena Valdés y Alejandro Castro, pero ellos no son los únicos.

Publicidad

Recordaremos los nombres de algunas de estas personas que, lamentablemente, perdieron su vida por defender la tierra y los derechos de los trabajadores.

Nicolasa Quintremán

Imagen: Euro mundo global

“Pero a esta tierra mía no la daña nadie, ni la viola nadie, y por eso nunca, nunca me voy a cansar de luchar”.

Fue un símbolo de lucha y resistencia Pehuenche contra la construcción de Racalco. Era una líder mapuche que batalló por más de 10 años contra la generadora Endesa, para evitar que sus tierras fueran inundadas por una represa hidroeléctrica, además fue una de las artífices de diversas manifestaciones tanto en Santiago, como en Concepción en contra de la central.

La líder mapuche y su hermana Berta se resistieron a la central hidroeléctrica Ralco, la cual fue ideada en 1990 y construida unos años más tarde, con acuerdo entre Endesa y el gobierno de Eduardo Frei.

El cuerpo de Nicolasa fue encontrado flotando en las aguas del embalse artificial de la represa de Ralco en diciembre de 2013, luego que luchar por años en contra de este mismo.

Alejandro Castro

Imagen: El mostrador

Alejandro era dirigente sindical, siendo además uno de los lideres de las protestas ciudadanas para lograr descontaminar Quintero, comuna establecida como zona de sacrificio, lugar donde vivía y trabajaba como pescador.

El 2018 fue un año donde se vivió una gran crisis ambiental, donde el foco estaba en las comunas de Quintero y Puchuncaví, en la región de Valparaíso, ya que ambas comunas se vieron gravemente afectadas por el cordón industrial que las atraviesa y fueron muchas las personas que resultaron intoxicadas.

Por esto, las personas comenzaron a manifestarse obligando a las autoridades a hacerse cargo, uno de los cabecillas de estas manifestaciones fue Alejandro, quien era secretario del sindicato S-24 de pescadores de Quintero y también activista medio ambiental.

En octubre del 2018, Castro fue encontrado muerto en una línea del metro en Valparaíso, colgado a la orilla de la línea férrea, el día anterior el joven había asistido a su última marcha, donde hacia un llamado a la comunidad a levantar la voz.

Imagen: La tercera

Matías Catrileo

Matías era un joven de 23 años, estudiante de Agronomía en la Universidad de la Frontera, en Temuco, capital de la región de La Araucanía, además de ser militante de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM).

Catrileo fue asesinado el 3 de enero del 2008, tras recibir un disparo por la espalda, realizado por el cabo segundo Walter Ramírez, todo esto porque Matías y otros comuneros Mapuches se encontraban defendiendo las tierras que tienen como dueños legítimos a los mapuches, las cuales estaban en manos de Jorge Luchsinger.

Imagen: Cooperativa

Camilo Catrillanca

Nieto del lonco Juan Catrillanca e hijo del presidente de la comunidad Mapuche “Ignacio Queipul Millanao”, Marcelo Catrillanca.

Camilo Catrillanca, desde temprana edad tenia un rol relevante en manifestaciones, fue vocero de la toma de la municipalidad de Ercilla, en el año 2011, en marco del movimiento estudiantil.

El joven destacaba en sus intervenciones que el movimiento apoyaba las demandas por una educación gratuita y de calidad, pero también planteaba fuertemente la necesidad de incorporar una educación intercultural, además de pedir fin a la violencia policial presente en la zona.

Catrillanca fue asesinado a los 24 años, el 14 de noviembre del 2018, en Temucuicui, tras recibir un balazo en medio de un incidente donde se encontraba involucrado el denominado “comando jungla” unidad del grupo de operaciones policiales especiales de carabineros.

Camilo se encontraba junto a un adolescente de 15 años en un tractor, siendo ahí donde recibió un disparo en la parte posterior inferior de la cabeza. Finalmente, fue trasladado a un centro asistencial en Ercilla, pero murió mientras era atendido.

Imagen: Pousta

Marcelo Vega Cortés

Marcelo fue presidente de la Asociación de Comunidades indígenas de Chan Chan, Región de Los Rios y un opositor a la instalación de un ducto de la empresa Celulosa Arauco-Celco, dicha instalación buscaba verter desechos directo al mar de Mehuín.

El dirigente social de 47 años fue encontrado muerto y flotando en la desembocadura del rio Lingue, comuna de San José de Mariquina, cerca del cuerpo se encontraba la camioneta que manejaba a diario.

Imagen: Biodiversidadla

Macarena Valdés Muñoz

Activista socioambiental, considerada un estandarte de la lucha socioambiental feminista en el país, Macarena lideró la pelea contra la instalación de una central hidroeléctrica en el rio Tranguil.

Nacida en Hualañé, región del Maule, vivió por mucho tiempo en Santiago, pero en 2014 se mudó con su pareja Rubén Collío y sus hijos a la región de Los Ríos, específicamente a Tranguil, en busca de vivir de acuerdo con la espiritualidad del pueblo Mapuche, allí se integró a la comunidad mapuche “Newen”.

La empresa austriaca RP Global y SAESA, construyó una central hidroeléctrica, la cual significó un daño enorme al medio ambiente del lugar, ya que esto trajo con sigo la tala del bosque nativo, además de que inundaron dos cementerios ancestrales. Macarena junto a Rubén encabezaron una serie de manifestaciones para frenar la instalación de la empresa.

El lunes 22 de agosto del año 2016, el cuerpo de la activista fue encontrado colgado en las vías de su casa, hallazgo que realizó su hijo mayor de tan solo 11 años, además en el lugar se encontraba su hijo más pequeño de 1 año y 8 meses.

Luego de esto, Collío presento una querella, la investigación del caso concluyó que Macarena tenía depresión, motivo de su suicidio, pero que dada su lucha y lo significó ella en vida, la comunidad, no puede creer esa teoría.

Imagen: El desconcierto

Alex Muñoz García

Fue dirigente del sindicato de trabajadores de la empresa Penales Arauco, vivía en la localidad de Teno, cerca de Curicó.

Llevó adelante una serie de peticiones a su empresa por las condiciones de laborales que había al interior de la planta de trabajo, específicamente tras dos explosiones, las cuales expusieron la vida de los trabajadores.

Alex murió el 9 de diciembre del 2018, fue encontrado al interior de su domicilio donde presuntamente cometió suicidio.

Imagen: El mostrador

Juan Pablo Jiménez

Jiménez era líder del sindicato N° 1 de la empresa eléctrica Azeta, donde tenía un rol muy activo como dirigente sindical, además de liderar manifestaciones de forma continua.

El día 21 de febrero del año 2013 fue asesinado por una “bala loca” en la nuca, la que recorrió casi un kilómetro en tres segundos, y venía desde una balacera en la población La Legua, llegando hasta la cabeza del dirigente, quien murió de forma instantánea.