Hinzpeter autorizó el regreso de las lacrimógenas abortivas

Camión lanza gases utilizado por Carabineros para disparar bombas lacrimógenas en las protestas

Citando un  ‘estudio’ express, que contradice opinión de la mayoría de los científicos, el gobierno volvió a dar ‘chipe libre’ para que carabineros utilice los tóxicos gases contra la población.

Contradiciendo información científica entregada por el toxicólogo de la Universidad de Chile, Andrei Tchernitchin, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, reautorizó este viernes el uso de las bombas lacrimógenas para reprimir las manifestaciones ciudadanas contrarias al gobierno, justo un día antes de las multitudinarias protestas que se vienen para este 21 de mayo.

El funcionario  fue mas allá y sin citar estudio científico alguno, dijo que el gobierno, por las suyas, descubrió que los tóxicos gases utilizados no serían nocivos para la salud, así que carabineros se encuentra autorizado para seguir usándolos a destajo, como aconteció en las últimas semanas.

“El Gobierno ha llegado a la convicción de que los gases lacrimógenos que usa Carabineros, en la concentración empleada de 0,4 milímetros por metro cúbico, no tiene efecto abortivo, ni causa daños a la salud”, dijo el hombre de los lentes y mano derecha de Sebastián Piñera.

Publicidad

Hinzpeter y general director de carabineros “hacen la cimarra” a la comisión de Derechos Humanos

La situación se agrava producto de que el ministro Hinzpeter junto al general director de Carabineros, Eduardo Gordon, hicieron caso omiso a la citación de los diputados para que explicaran los últimos hechos de violencia policial y las detenciones que los propios tribunales de justicia calificaron de “ilegales”.

En la oposición lamentaron la ausencia de estos funcionarios de gobierno pagados por todos los chilenos para que dieran la cara sobre sus actos y no son pocos quienes señalan que la represión de este gobierno contra quienes piensan distinto, no tiene mucho que envidiarle a la que hacía allá por los años 80, el fallecido ex-dictador Augusto Pinochet.

Los vehículos emisores de gas lacrimógeno abortivo (más conocidos como “zorrillos”), habían sido suspendidos luego de que un carabinero casi le arrancara el ojo a una joven estudiante, además de que estudios científicos demostraran lo peligrosísimos que resultan para la salud. Sin embargo, diputados de la UDI presionaron al gobierno para que los reintegrara al arsenal que planea desplegar La Moneda durante este 21 de mayo, que contará incluso con francotiradores.