Aviones F-16 de la FACH casi derriban a un helicóptero en Antofagasta

Aviones F-16 de la FACH sobrevolando Chuquicamata

Experimentado piloto asegura que los aviones de guerra pasaron tan cerca de la aeronave que dirigía, que casi colisionan y  estuvieron a punto de hacerle perder el control, colocando en grave riesgo la integridad física de personas y aeronaves.

Los tribunales de justicia investigan la grave situación de peligro y de características cinematográficas que afectó al piloto de helicópteros y mayor en retiro de carabineros, Daniel Sagredo, quién estuvo a punto de ser derribado en noviembre pasado por dos aviones F-16 de la FACH, mientras realizaba una operación de traslado de carga colgante cerca de Antofagasta.

De acuerdo a las declaraciones de Sagredo a la Fiscalía Aérea, reveladas por Cambio 21, el piloto se encontraba realizando la delicada tarea de transportar antenas de telefonía celular en un helicóptero al norte de Antofagasta, tal como lo había hecho en días anteriores, contando con autorización de la Dirección de Aeronáutica Civil.

Sin embargo, la mañana del 16 de noviembre del 2010 recibió un llamado por radio mediante el cual un piloto le ordenó abandonar inmediatamente el área, hecho al que Sagredo se negó por no existir ninguna subordinación inherente y que el piloto se identificó únicamente como “Tornado”, negándose a informar que piloteaba de un F-16.

Publicidad

Pasados unos minutos, dos aviones de combate (“Tornado” y “Huracán”) procedieron a realizar arriesgadas maniobras cerca del helicóptero, realizando una de ellas vuelos en 360 grados a escasos metros de la aeronave durante 10 minutos, para luego volar en formación pasando a máxima velocidad a la misma altura del helicóptero, provocando inminente riesgo de colisión aérea. Sagredo incluso se vio obligado a soltar su delicada carga, luego que la turbulencia provocada por el veloz paso de los aviones de guerra a una distancia tan corta, casi le hicieran perder el control de la aeronave.

Tras este movido episodio, el piloto Sagredo realizó una denuncia ante la justicia dejando constancia del hecho, que es un delito contemplado en el artículo 194 bis del Código Aeronáutico, protagonizado por los aviones F-16, pertenecientes a la Fuerza Aérea de Chile. Allí cita los hechos que pusieron en riesgo la integridad física de personas y atentaron contra aeronaves en vuelo, de alto valor monetario (cada F-16 vale 60 millones de dólares y el helicóptero costaba 3,5 millones de dólares).

El abogado del piloto, Carlos Carmona contó a Cambio 21 que “la causa fue vista en Iquique, donde la Fuerza Aérea intentó culpar a Sagredo, pero esta fue sobreseída ya que la justicia ordinaria consideró que no cometió delito alguno”.

En esta oportunidad, es la Fiscalía de Aviación de Santiago la que investiga la eventual responsabilidad de los pilotos de los F-16, por este episodio que sucedió sobre las cabezas de muchos antofagastinos.

Cabe destacar que Daniel Sagredo, de 55 años, posee 27 años de experiencia como piloto  y sufrió una caída al río Aconcagua, en 2009; un aterrizaje forzoso en Valle Nevado, en 2004; y nada menos que un secuestro en diciembre de 1996, cuando miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez le quitaron su helicóptero, al que habían arrendado horas antes, para posteriormente utilizarlo para liberar desde la cárcel de alta seguridad a los cuatro guerrilleros más importantes del frente, que se encontraban detenidos en ese centro penitenciario.

LEA LA DECLARACIÓN DEL PILOTO A LA FISCALÍA AÉREA

DESCARGUE LAS TENSAS TRANSMISIONES RADIALES DE LOS PILOTOS