Presidente Piñera cierra la puerta a las demandas de los movimientos sociales

Mandatario se centró en destacar los logros de su gestión y anunciar un bono para fomentar la natalidad, además de la instauración del kinder obligatorio, mientras que la oposición calificó su discurso como autocomplaciente. En las inmediaciones se registraron protestas que fueron duramente reprimidas por carabineros, que permitió expresarse solo a un pequeño grupo de partidarios del mandatario.

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, realizó este martes 21 de mayo la última cuenta pública de su mandato, cerrando la puerta a las diferentes demandas sociales planteadas por el movimiento estudiantil, regionalistas y la oposición en general, centrándose en destacar avances y logros de su gobierno, así como en la visión de sociedad que sostiene el oficialismo.

Entre los anuncios más relevantes del mandatario, se encuentra resaltar la relevancia de la educación preescolar,  pues “es ahí donde se hace la verdadera diferencia y se construye una sociedad más justa”, por lo que indicó que se enviará una reforma constitucional para instaurar el kínder obligatorio, con el fin de que éste sea universal y gratuito.

En cuanto a la educación superior, el Mandatario se cerró nuevamente a la gratuidad y reafirmó la política del Gobierno de entregar financiamiento a la “demanda” mediante la entrega de becas y créditos a los estudiantes, omitiendo el tema del lucro en las universidades y el endeudamiento que afecta a miles de jóvenes chilenos y sus familias.

Publicidad

“Lo queremos decir con toda claridad, no nos parece justo que con los recursos de todos los chilenos, que siempre son escasos frente a las múltiples necesidades de nuestra sociedad, estemos financiando la educación superior de los jóvenes más privilegiados de nuestro país”, afirmó.

El mandatario también presentó un bono de $100 mil pesos desde el tercer hijo, y que aumentará $50 mil por cada nacimiento próximo, según precisó el Ministro de Desarrollo Social Joaquín Lavín.

Además, anunció el envío de un proyecto de ley que convertirá en delito insultar a un carabinero, además de urgir respecto a la aprobación de la Ley Hinzpeter, o ley “antiprotesta2, como ha sido llamada por los movimientos sociales.

Protestas

Mientras se realizaba el discurso del mandatario, distintos grupos sociales llegaron hasta Plaza Victoria, en Valparaíso, para manifestar sus demandas ante la Cuenta Pública de Sebastián Piñera, que principalmente fueron Educación gratuita y Nueva Constitución.

La manifestación convocó a más de 10 mil personas según los convocantes y se realizó  con total tranquilidad en los actos artísticos y participación de movimientos sociales y algunos candidatos presidenciales, como Roxana Miranda, representante de los pobladores, y Marcel Claude, candidato independiente.

Al término de la marcha, distintos incidentes entre encapuchados y Carabineros se registraron en Parque Italia, mientras el grueso de los asistentes eludió el actuar policial.

Diego Vela, presidente de la FEUC, indicó que “el Presidente funciona bajo conceptos ideológicos y no sociales”, a la hora de descartar gratuidad en la educación. Respecto de los anuncios en este tema, Moisés Paredes, vocero de la CONES, desestimó al apuntar que son “sólo promesas, el tema no va por recursos, sino por restructuración del modelo”.