Los Caballeros las prefieren Rubias

Por : Hernán Velásquez Nuñez

bachelet_matthei  MEO

Dos rubias hoy intentan acaparar la atención del reality político “Primarias 2014”, la coprolálica Evelyn Matthei y la dubitativa Michel Bachelet, ambas hijas de militares pero con destinos muy diferentes, la ditirámbica Evelyn con su padre ocupando un lugar en la siniestra junta de militares de Pinochet, a diferencia de la vacilante Michel y su padre torturado a manos de sus propios subalternos. Tan distintas en su paso por la noche oscura de 17 años de dictadura y tan similares en su blonda cabellera, así como, a la hora de no tocar el modelo dejado por Pinochet.

Publicidad

Mientras EV se muestra con un carácter duro, despótico y cargado a los chilenismos, en lo que atañe a sus planteamientos políticos, se ha mostrado excesivamente defensora del modelo económico. Una de sus últimas intervenciones ha sido apoyar el modelo de AFPs dejado por el “Daniel López”.

Por el otro lado MB afirmó estar de acuerdo con la Asamblea Constituyente y  posteriormente se desdijo al declarar que; “lo que yo realmente dije…”

Otro aspecto que es posible observar es que ambas candidatas son un retroceso pues nos llevan a la vieja dicotomía del Sí y del No, como si ambas supieran que fue el voto duro del pinochetismo y de la concerta los que acudieron a las urnas. El detalle no menor pues ya han transcurrido 24 años de ese momento histórico.

Un aspecto que me causa preocupación es el intento por reducir el “debate” a estas dos rubias candidatas pues a mi modesto parecer los postulantes más interesantes y con más propuestas se encuentran fuera de estas dos fuerzas políticas tan mortalmente parecidas. Son ellos los que convocan y provocan con sus ideas al mundo estudiantil, los que tienen  más futuro y representan a los nuevos ciudadanos chilenos

En el caso de MEO su propuesta se centra en un federalismo atenuado que consiste en la elección de lo que conocemos hoy como intendentes y que podrían ser una especie de presidentes regionales con un concejo regional también electo democráticamente, el  reconocimiento multicultural establecido en la constitución y del mismo modo, una reforma tributaria nacional que permita la compensación en el caso de zonas como la nuestra donde se alojan los grandes proyectos productivos. En definitiva se trata de recuperar autonomía. A la derecha tradicional no se le conoce expresiones en esta materia y a la “nueva pillería”, tampoco.

El impacto positivo en la región de las medidas propuestas por Marco Enriquez, nos permitiría iniciar un proceso formal de desconcentración económica desahogando los presupuestos municipales de la región ya que es en la comuna donde finalmente los sistemas democráticos se personalizan y perfeccionan. Esta mirada movimientista es la que revitaliza la desgastada forma de hacer política en el Chile de hoy y es la que más seduce a la hora de participar activamente en las pantanosas aguas de la actividad política y los cancerberos del sistema binominal.

Sin embargo, es la asamblea constituyente la idea más potente pues concentra la mayor posibilidad de soberanía popular y en un acto refundacional corregir lo que mañosamente las elites políticas instauraron a sangre y fuego, por lo demás, es la idea que tiene más ascendiente sobre los ocho millones de votantes y su enorme capacidad de movilizar a un considerable número de esos potenciales ciudadanos votantes que no participaron en las primarias y, que extrañamente no han merecido mucho análisis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here