Giorgio Jackson: “Es urgente el termino del lucro para que los recursos se destinen a educación”

“Tenemos dos colegios exactamente iguales, pensemos que clonaron a los directores, clonamos a los profesores, todo es exactamente igual, pero un colegio selecciona a sus alumnos y otro colegio no selecciona a sus alumnos. Veremos que un colegio va a tener mejores resultados SIMCE que el otro, pero no significa que el colegio en si sea mejor”.

giorgiojackson

Me gusta debatir, me gusta conversar con respecto a distintas perspectivas”, dice Giorgio Jackson, el Diputado que durante el año 2011, como dirigente estudiantil, fuera uno de los rostros emblemáticos del mayor movimiento social que se haya visto en las últimas décadas.

Publicidad

Ahora con 27 años y líder de su propio referente político, Revolución Democrática, recuerda su último paso por la región de Antofagasta, cuando se realizó un Confech en la ciudad que generó revuelo en los medios de prensa.

Era una época en que varios colegios y universidades se encontraban tomadas por los estudiantes, que pintaban lienzos, organizaban actividades y expresaban al mundo un anhelo: Educación pública, gratuita y de calidad. Una causa transversal que terminó con el descalabro en las urnas del Gobierno de Sebastián Piñera y su sector político, mientras que Michelle Bachelet se probó la banda presidencial. Sin embargo, hoy ese sueño colectivo cruza por dificultades.

Existen ciertas críticas a la reforma educacional que surgen tanto de derecha como de sectores de izquierda, indicándose que no ha sido muy participativa. ¿Crees que eso pueda impedir que se hagan cambios en la educación y que se mantenga tal cual como esta?

Yo creo que el proyecto de ley que se presentó con respecto al termino del lucro del copago y la selección, que no es toda la reforma porque quedan temas como la carrera docente, la reforma a la educación pública, la reforma a la educación superior, quedan en la agenda para los próximos meses, son proyectos sumamente perfectibles. Yo fui bastante crítico al comienzo, porque creo que no tuvo las instancias de participación que requería.

Ahora con respecto al fondo de los proyectos, no solo los comparto ahora. Hace años que venimos diciendo que el copago y el financiamiento compartido es una anomalía en el sistema, que creemos que la educación debería ser gratuita, por eso el estado debiese reemplazar esos recursos, que también el lucro en la educación es una anomalía y es algo que le hace mal a la calidad de la educación, por lo tanto nosotros estamos empujando para que se termine el lucro y también el hecho de que exista selección en la escuela es una forma de discriminar que tampoco es buena para darle igualdad de oportunidades a todos. Entonces ahí tenemos una visión bastante critica de cómo funciona hoy el sistema y por lo mismo estamos apoyando las tres ideas matrices de este proyecto de ley entendiendo que son perfectibles.

Algunos críticos de la reforma, principalmente empresarios de la educación, sostienen que la educación subvencionada tendría mejor calidad que la educación pública. ¿Te hace sentido esa teoría?

Yo creo que sistemáticamente en nuestro país se ha ido abandonando la educación, por eso estamos en una crisis y en particular la educación pública también se ha dejado muy descuidada, de partida porque depende de cuantos recursos tengan los municipios, el cuanto más se pueden hacer cargo de la educación. Entonces, a pesar de la falta de recursos y a pesar de que no tiene selección en su mayoría, salvo un par de colegios y que no tiene los recursos que tienen los particulares subvencionados, lo cierto es que la educación municipal y la educación particular subvencionada son bastante similares si uno corrige por nivel socio económico, hay muchos estudios que así lo indican. No es que una sea mejor que la otra, sino las dos son de mala calidad comparado con diferentes países en el mundo. Incluso la particular pagada en Chile es peor que la educación pública de los otros países, entonces hay un problema sistémico, y yo creo que no es solo la educación pública la que tiene problemas sino sobre todo la particular subvencionada y el conjunto de los establecimientos.

¿Pero no será mejor la educación pública que la privada o subvencionada? Considerando que de cada diez pesos que se gastan en educación, es preferible que estos diez pesos lleguen directamente a la sala de clases en lugar de que lleguen parte de estos diez pesos a la sala de clases y el resto a los bolsillos de los sostenedores.

Ese es uno de los temas que hemos planteado, por lo que es urgente el término del lucro para que los recursos se destinen a la educación. Pero con respecto a lo anterior, quería poner un ejemplo bien breve: Tenemos dos colegios exactamente iguales, pensemos que clonaron a los directores, clonamos a los profesores, todo es exactamente igual, pero un colegio selecciona a sus alumnos y otro colegio no selecciona a sus alumnos. Veremos que un colegio va a tener mejores resultados SIMCE que el otro, pero no significa que el colegio en si sea mejor, creo que los alumnos que seleccionó tienen alguna habilidad desarrollada, tienen más libros en la casa o el papá llegó a la universidad, etcétera. No es que el colegio que selecciona alumnos sea mejor, pero ese es el efecto que generan los colegios particulares subvencionados muchas veces. Sin que el colegio sea mejor, sino que seleccionando alumnos y deshaciéndose de los niños que podían haber tenido alguna desventaja por estar mal nivelada la cancha, generan un espejismo de mejor calidad, pero no es cierto.

Sin embargo, actualmente está surgiendo una especie de animadversión por parte de empresarios y apoderados de subvencionados contra cualquier cambio. ¿Cual vendría siendo el rol que en este momento debiera asumir el movimiento estudiantil por la educación gratuita para marcar diferencias con respecto a los opositores de la reforma y dejar claro que la mayor parte de la sociedad quiere una reforma mas profunda en lugar de querer evitarla?

Por un lado los estudiantes si quieren cambio y podrán querer que los cambios se discutan todos juntos y no de manera parcelada como lo han dicho, que tengan mas participación, que en algunos puntos específicos sea distinta la redacción de los proyectos, pero los estudiantes quieren cambios. En la vereda contraria muchas veces la oposición política y la alianza no quiere esos cambios y esa es una diferencia sustantiva. Esta reforma tiene que hacerse con mucha participación y sobre todo con espacios de articulación con quienes si quieren la reforma. Va a ser muy difícil pasar no solo este proyecto sino también los que vienen si es que no hay un apoyo o una conversación conjunta con el Movimiento Estudiantil, con los mismos profesores en su momento, con los alcaldes, con los decanos. Va a ser muy difícil y por lo mismo yo creo que habrá que aglutinar todas las fuerzas que estén a favor de un cambio y una transformación en educación, no se puede prescindir del apoyo de nadie.

Ahora bien estos cambios que se están planteando por parte del movimiento estudiantil, han chocado en oposición frontal con algunos medios de comunicación que han desarrollado una campaña en contra de la reforma educacional y esto complementado además con ciertas encuestas que señalan que por ejemplo, mientras que en el año 2011 el 89% estaba a favor de la gratuidad hoy en día este porcentaje habría bajado muchísimo, ¿es tan cierto lo que plantean estas encuestas o bien puede haber algún tipo de sesgo para generar un clima en relación a que la gente tendría temor a estos cambio y que no quiere la educación gratuita que pedía el 2011?

Evidentemente las encuestas son como un termómetro y sirven para un momento, pero por supuesto depende de donde se mide es la temperatura. No es lo mismo que te midan en la boca a que sea encima del pelo. El problema de las encuestas es que tu puedes tener un conjunto de preguntas sistemáticas que has hecho durante mucho tiempo pero en la contingencia ocupas algunas especiales y esa contingencia no te permite hacerlo comparable, cuando estamos hablando de dos preguntas distinta. Bajo el punto de vista de cualquier sociólogo o experto metodológico eran preguntas sesgadas, por lo tanto yo me guiaría por lo más cercano que tenemos que son las votaciones y en las votaciones seis de los nueve candidatos o candidatas a la presidencia plantearon en primera vuelta, que querían tener educación gratuita, de calidad y sin fines de lucro. Esos seis candidatos lograron concitar el apoyo del 75% de los votos. Por tanto hay una gran mayoría, mucho más que la coalición gobernante, de personas que tienen la voluntad de querer cambiar las cosas y lo que yo creo que hace falta es articular esos pequeños matices para poder hacer una fuerza que permita hacer un cambio histórico en nuestro país.

Saliendo un poco del plano de la educación, hay un proyecto que presentaste sobre rebajar la dieta parlamentaria. ¿En que está en estos momentos ese proyecto?

Bueno, de partida ese proyecto de ley lo presentamos con varios diputados y diputadas mas, o sea un conjunto de diputados y diputadas firmantes, pero claro la ley se separa en dos proyectos de ley distintos. El primero es tratar de sacar de la constitución en su artículo 62 el hecho de que el sueldo de los diputados y los senadores sean equivalentes al de los ministros. Ese es el primer punto que queremos desvincular, una vez que desvinculamos eso generamos un proyecto de ley en el cual establecemos que se va a tener un límite ético al sueldo de los parlamentarios que sea máximo 20 sueldos mínimos, nunca podrá superar ese monto. Hoy en día son más de 40, entonces nosotros creemos que al aprobar esta legislación, es importante para entender que los políticos tienen que recibir un buen financiamiento para que no estén sujetos a corrupción o a encontrar plata por otros lados, pero tiene que ajustarse a lo que es la realidad del país y no puede ser como es hoy día, uno de los más altos del mundo. Nosotros creemos que eso es algo mínimo, algo ético y lo que falta es que en la comisión de constitución se ponga en tabla esa facultad del presidente de la comisión y una vez que se pone en tabla se discutirá se votará, no sabemos si se va a ganar o a perder pero lo mínimo es que se vote, es que se discuta.

¿Ves que haya piso para poder realizar ese cambio?

Hay parlamentarios que han dicho que no y otros que están abiertos, yo diría que existe una chance de que se pueda aprobar algo como esto, pero depende también de que la gente presione a sus parlamentarios, que la gente pueda hacer distinto tipo de acciones locales para informar a la gente que se estas discutiendo un proyecto de estas características. Yo creo que aporta para mejor la actividad política y la representación popular, poniéndole un límite ético al sueldo ahí esta el proyecto, nosotros le metimos harta cabeza, harto cariño haciendo el proyecto, pero solos no vamos a poder impulsarlo, necesitamos que la gente se movilice.

Antofagasta es una región minera que se sufre con todo lo que es el daño social y medioambiental que provoca esta actividad. ¿Cómo podemos legrar que estas empresas mineras tributen más permitiendo que los recursos sean utilizados en educación, en salud, vivienda?

En el tema de la reforma tributaria que yo tengo bastantes criticas. Si hay algo que toca es que adelanta flujos para todas las industrias, la minería incluida, pero por cierto excluye la minería que saca recursos al extranjero porque esa tiene una tasa fija del 30%. Nosotros insistimos en el tema del royalty durante la discusión, insistimos en aplicar mayores temas para la minería, pero se esgrimió siempre la razón de la invariabilidad tributaria que ya se tiene comprometida. Yo creo que lamentablemente acá en nuestro país, no es que demos facilidad a la inversión sino que básicamente estamos regalando los recursos y eso por supuesto que atenta contra el sentido común. O sea, cuando uno va a una tienda eléctrica acá y compra un cable de luz, es perfectamente posible que ese cable de luz haya sido construido en China con cobre chileno, el que va desde acá como concentrado de cobre. Generemos procesos productivos acá, demos mejor trabajo, nosotros mismos hagamos las mitigaciones ambientales. Creo que hay mucho por mejorar y seguimos viviendo en una economía extractivista de commodities que yo creo no nos van a llevar al salto que necesitamos para poder llevarles bienestar a todas las personas.

El modelo económico chileno y las empresas mineras no solo se han vuelto intocables en el tema impositivo, sino que también en los medios que son financiados por ellas. ¿Cómo abordamos la necesidad de que existan mayor cantidad de medios regionales independientes y se redistribuya el avisaje que tiene el gobierno en un duopolio para favorecer a nuevos medios?

Yo estoy muy abierto a esa posibilidad, pero creo que el tema pasa por cosas más de fondo que solo el fomento, porque el fomento tiene que ser importante no solo a través del avisaje que tiene el gobierno sino a través de múltiples plataformas para favorecer la libertad de expresión y la libertad de medios, pero hay un tema que tiene que ver con la concentración vertical y horizontal de los grupos económicos. Alguien que tiene un banco, puede tener una minera y un canal de televisión como sucede hoy día y eso genera finalmente una distorsión de lo que es público, porque el espacio por donde viajan las onda televisivas, que son de todos, se lo regalamos a la industria televisiva para que pueda transmitir los contenidos que quiera. Entonces, por cierto yo creo que ahí tiene que haber una regulación, que por un lado genere un ingreso que sea para el fomento o que por otro lado ponga restricciones a la concentración no solo económica sino también mediática. Es super raro que hayan medios que puedan tener el 30% o 40% de la frecuencia radial o que puedan llegar y comprarse varios medios de comunicación. Eso me parece a mí que es una distorsión y debiésemos tender a democratizar el acceso a los medios, aunque creo que internet lo ha empezado a hacer por cuenta propia. Aun no es suficiente, pero para allá vamos.

5diario