El regreso de Cristian Cuevas: “El empresario en Chile tiene un sesgo fundamentalista, talibán”

El ex agregado laboral en España tomó un vuelo que lo trae de regreso al país con un objetivo muy claro. Reintegrarse al movimiento sindical y apoyar las luchas de los trabajadores.

ccuevasz

Cristian Cuevas, una de las voces más empoderadas del sindicalismo chileno. Fue quien lideró la histórica huelga de los contratistas el primer Gobierno de Michelle Bachelet, consolidándose también como un personaje odiado y temido por la derecha y los empresarios.

Publicidad

Militante del Partido Comunista, estuvo a pocos votos de resultar electo Diputado por Calama y Tocopilla, en una elección donde pudo hacer historia derrotando a una colusión de facto entre los veteranos parlamentarios de la zona, Felipe Ward (UDI) y Marcos Espinosa (PRSD), que sumarán 12 años en el parlamento.

Tras la derrota, que reconoce como dolorosa, le fue encomendado el cargo de agregado laboral en España. Sin embargo, tras la muerte del Trabajador Nelson Quichillao a manos de Carabineros, el Ex Presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), decidió dejar su cargo en España para volver a la lucha sindical en Chile.

El líder social señala que no sumarse a la lucha de los trabajadores sería traicionarse a si mismo, su vida y sus convicciones. Indica que es leal al Gobierno, pero no cree en la obsecuencia y por ello es critico ante los errores que se están cometiendo al dejar de lado las demandas populares y  ceder ante las presiones de los grupos de poder y su deber es manifestarlo.

¿Consideras que las reformas apuntan al fortalecimiento del movimiento sindical, si se excluyeron temas como la criminilización y acción punitiva al desarrollo de la Huelga, además de la consagración tácita en la negociación dentro de la Empresa?.

– Hay una excesiva injerencia del Estado en la libertad sindical, lo que hace esta reforma se mantengan los resabios de ese Código Laboral que no es bueno.

Y también algunas normas que podrían ser retroceso, como son los pactos sobre condiciones especiales de trabajo: por ejemplo, la eliminación del silencio positivo ante la no respuesta del empleador a la propuesta del sindicato. O sea, hay conceptos en el proyecto que no son buenos.

La primera puesta en escena del proyecto de reforma laboral que se envió no era buena para los trabajadores. Eso no quiere decir que no haya aspectos que sean avances. Pero en el tronco, en los aspectos técnicos, de derechos fundamentales, universales de los trabajadores, la reforma laboral es nociva.

Para todos es necesario avanzar en una reforma, porque Chile reclama una nueva institucionalidad laboral. Lo que no puede ser es que esta reforma esté secuestrada o tensionada por el chantaje permanente de los grandes empresarios.

– ¿Qué te parece la posición adoptada por los empresarios, donde indican que la Reforma Laboral puede afectar el crecimiento y la inversión en el país? 

– En Chile han chantajeado a todos los gobiernos que han pasado. Eso es inaceptable. El empresario tiene parte de la política secuestrada. Son de un egoísmo, de una mediocridad, de no entender que aquí necesitamos trabajadores felices. Y yo creo que es posible dar esa felicidad distribuyendo mejor la riqueza y generándole más derechos a los trabajadores.

El empresario acá es de un sesgo ideológico fundamentalista, talibán, sin ninguna expresión de solidaridad con los trabajadores. Espero que el gobierno no ceda a esos chantajes y siga avanzando en las reformas y compromisos que ha hecho.

CELEBRAN SU LLEGADA

La llegada de Cristian Cuevas no ha dejado indiferente al movimiento sindical en la región, y es así como la  Coordinadora de Trabajadores de Antofagasta (CTA) emitió una declaración pública donde junto con condenar la muerte de un trabajador contratista a manos de la represión del gobierno, agradecen el gesto de Cristian Cuevas.

Sabemos que siempre ha sido un hombre de lucha que ha estado junto a nosotros los trabajadores y que una vez más -como tantas- será nuestro representante, y Chile lo necesitaba. Por ello este acontecimiento es muy importante porque nos refuerza la credibilidad en Cristian Cuevas, porque nos demuestra su consecuencia, su humildad, y por sobre todo la esperanza de construir un país en donde el trabajador sea feliz“, indican en una declaración pública.

Asimismo, destacan los resultados de la encuesta realizada por Market Opinion Research International (MORI), que un 64% de los chilenos considere que es bueno tener un Sindicalimo fuerte, y que sería su persona beneficiada como también sus familias y la sociedad en conjunto, mientras que un 70% rechaza el reemplazo en las huelgas.

Sin duda, la llegada de Cristian Cuevas al sindicalismo, puede cambiar el tablero de discusión de la reforma laboral, donde hasta ahora está primando mayormente la opinión de las empresas en desmedro de las demandas de los trabajadores.