La historia y el legado de Luis Emilio Recabarren

recabarrenenmagallanesSu Origen

Hijo de José Agustín Recabarren y Juana Rosa Serrano, “pequeños comerciantes” integrantes de baja clase media de Valparaíso. Estudio en las escuelas San Vicente de Paul en Valparaíso y luego la de Santo Tomás de Aquino y la Campana en Santiago.

Ingresa al mundo laboral de forma temprana a los 11 años, como aprendiz de encuadernación, convirtiéndose prontamente en tipógrafo, debido a la complicada situación que vivía su familia en ese entonces por el abandono del padre.

Publicidad

Fue opositor a José Manuel Balmaceda, siendo apresado por repartir un panfleto llamado El Opositor entre las tropas de gobierno, favorables a la Junta de Gobierno de Iquique. Fue procesado y eximido de culpa por su juventud. No cesando su ímpetu político se enroló en el ejército para posteriormente desertar a la primera oportunidad y unirse así a las fuerzas rebeldes.

Su legado 

El movimiento obrero chileno, difícilmente puede concebirse sin la vida y obra de Luis Emilio Recabarren. La trayectoria personal de este líder sindical, social y político resulta enormemente esclarecedora para entender un capítulo importante del Chile del siglo XX

La historia del movimiento obrero chileno de los albores del siglo XX, así como de sus luchas sociales y políticas, difícilmente puede concebirse prescindiendo de la vida y obra de Luis Emilio Recabarren. Como pocos personajes en la historia, la trayectoria personal de este líder sindical, social y político resulta enormemente esclarecedora para entender un capítulo importante del Chile del siglo XX.

Posterior a la Guerra del Pacífico, a finales del siglo XIX y en las primeras décadas del XX, la consolidación del capitalismo industrial imprimió transformaciones importantes en las relaciones económicas y laborales. En la industria fabril, puertos y explotaciones mineras, especialmente aquellas desarrolladas bajo el alero de la próspera industria salitrera, se experimentaron cambios en la organización social de los trabajadores y en la articulación política de sus demandas.

Poco a poco los obreros adquirieron mayor protagonismo al levantar reivindicaciones específicas de cuño salarial y laboral, inaugurando la entrada en escena de la moderna clase obrera y los primeros movimientos sociales.

Las desigualdades crecieron en el país, alentadas además por los problemas generados por la migración campo-ciudad. La celebración del centenario en 1910 estuvo marcada por la inmutabilidad del Estado oligárquico o República Parlamentaria ante la llamada cuestión social, caracterizada por la paupérrima calidad de vida de los sectores populares del país.

Convencido de la posibilidad de transformar la sociedad, orientada al progreso de la clase obrera, sus familias y sectores empobrecidos, Luis Emilio Recabarren dedicó toda su actividad política, invirtiendo en ello prácticamente toda su vida. Debido a sus vehementes críticas y denuncias contra la oligarquía gobernante, fue perseguido y arrestado en varias oportunidades.

Ante todo, fue un líder social multifacético. Desde 1894 militó en el Partido Demócrata, a través del cual comenzó a dar muestra de su pensamiento y capacidades. En 1901 en el norte de Chile, en Iquique, fundó mancomunales obreras y fortaleció las organizaciones sindicales. De oficio tipógrafo, posteriormente se trasladó a Tocopilla y Antofagasta donde comenzó su inquebrantable labor como gestor de la prensa obrera chilena.

Fue también un educador social de las masas obreras y populares, precursor de los movimientos de emancipación de la mujer en Chile a través de escritos en que fusionó el socialismo y feminismo. Un agitador social que, desde la sociabilidad popular y el socialismo mancomunal, proyectó contrarrestar las fuerzas antagónicas de los grupos capitalistas y burgueses que explotaban a los proletarios empobrecidos.

Recabarren fue también un organizador de partidos políticos. Hacia 1912, convencido de la necesidad de crear un partido exclusivamente obrero en defensa de los intereses del movimiento mancomunal, fundó junto a sus camaradas el Partido Obrero Socialista. Años más tarde, en 1922, incentivado por el comunismo internacional, el Partido Obrero Socialista se constituyó en el Partido Comunista de Chile.

“La lectura es uno de los mejores medios de emancipación de las clases trabajadoras.
Por eso aconsejamos que lean mucho”

Luis Emilio Recabarren