¿Cómo aparece y desaparece “por arte de magia” la droga incautada?