Se podrá seguir su rastro: Imputados por violencia intrafamiliar deberán utilizar tobillera electrónica

Congreso aceptó que acusados de violencia intrafamiliar lleven tobilleras electrónicas con fin de proteger a las victimas en caso de que el agresor se acerque.

Tras años de espera, el Congreso Nacional aprobó este martes el proyecto que permite la utilización de tobilleras electrónicas en personas formalizadas por violencia intrafamiliar (VIF) que tengan prohibición de acercarse al afectado (a). Iniciativa que fue lanzada por la senadora Adriana Muñoz, perteneciente al Partido por la Democracia (PPD), en noviembre de 2014.

Esta nueva medida se incorporará a las normas de la Ley de Violencia Intrafamiliar y de los Tribunales de Familia, permitiendo que que los imputados por VIF sean monitoreados mediante dispositivos electrónicos en caso de acercarse a la victima, a su lugar de trabajo, de estudios o a su domicilio. La institución que se encargará por supervisar esta medida es Carabineros, acompañados de Gendarmería, ya que esta última controlará el monitoreo telemático.

Al respecto, Mónica Zalaquett, ministra de la Mujer y Equidad de Género, indicó que “Avanzar en la erradicación de la violencia contra las mujeres requiere de un alto compromiso del Estado de Chile y de un trabajo coordinado y transversal. Tengo la convicción de que incorporar los avances tecnológicos disponibles al abordaje de la violencia de género nos permitirá  ser más eficiente en cautelar a la víctima”, según informó Cooperativa.

Publicidad

Asimismo, agregó que “Es muy importante incorporar esta moderna tecnología que permitirá prevenir femicidios, porque muchas mujeres que han denunciado violencia intrafamiliar, en reiteradas se les aplica esta medida cautelar de protección, sin embargo han terminado víctimas de un femicidio”.

Mediante un video subido al twitter del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el Ministro Hernán Larraín declaró que “a la violencia intrafamiliar le ponemos una tobillera electrónica, lo que va a impedir que los agresores, que los que quieren amenazar, golpear e incluso quitarle la vida a las mujeres, no lo puedan hacer“. Añadiendo, que este proyecto también busca un avance en conjunto para cambiar las raíces culturales del machismo que ha predominado en Chile.