Pumas y Gatos Colocolo reafirmaron su presencia en el Parque Nacional Llanos de Challe

Dicho recinto es parte del Sistema Nacional de Fotomonitoreo de la Naturaleza, en donde se esta desarrollando la Gerencia de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF, con el objetivo de monitorear objetos de conservación biológicos.

Por medio de cámaras trampa, se pudo evidenciar la presencia de dos grandes felinos que habitan en la región de Atacama. Los registros de las cámaras captaron en el Parque Nacional Llanos de Challe, una área protegida por su flora y fauna, a un puma y a un gato colocolo.

Dicho recinto es parte del Sistema Nacional de Fotomonitoreo de la Naturaleza, en donde se esta desarrollando la Gerencia de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF (Corporación Nacional Forestal), con el objetivo de monitorear objetos de conservación biológicos a través de uso de cámaras trampa, las cuales se han convertido en una herramienta tecnológica importante y de gran utilidad para la gestión territorial en estas unidades, capturando la actividad, distribución de los objetos monitoreados y también la identificación de amenazas.

Cabe recordar que el primer registro del puma en este parque fue en 2014, mismo año en donde se comenzaron a probar y utilizar las cámaras. Posteriormente, en 2019 se vuelve a tener registro de esta especie y también se le suma el gato colocolo. Esperando que no sea la ultima vez que podamos apreciarlos, se dejaron captar la jornada del pasado 11 de noviembre del presente año.

Publicidad

Héctor Soto, director de CONAF región de Atacama, indicó que “la presencia del puma como carnívoro y al ser un depredador tope, representa uno de los grupos claves para el buen funcionamiento de ecosistemas naturales, ya que mantiene el equilibrio entre las poblaciones naturales de presas y del buen estado de conservación del ecosistema. Para el caso de los felinos más pequeños, como el gato colocolo, su presencia también es un indicador de que los ecosistemas están razonablemente bien conservados”.

A su vez, la guardaparque y administradora del Parque Nacional Llanos de Challe, Gabriela López, sostuvo que “estos importantes registros invitan a seguir avanzando en las estrategias de conservación para resguardar poblaciones que se ven amenazadas por actividades antrópicas, como la pérdida y fragmentación del hábitat, la presencia de perros en las áreas silvestres protegidas y la caza ilegal. Estamos trabajando en difusión con las comunidades aledañas y mejorar el monitoreo para dar continuidad al registro de estas importantes especies al interior de nuestro parque nacional”.

Para concluir, destacó que los principales objetos de conservación de esta área protegida del Estado, que administra CONAF, son el guanaco (Lama guanicoe) y la formación vegetal del desierto costero de Huasco, como también el “gran compromiso del equipo de guardaparques para la incorporación de esta tecnología, donde además de capacitarse, demanda un gran trabajo de terreno, tanto para la instalación de las cámaras y el retiro del material, como también el ir definiendo los lugares más aptos para colocarlas”.