La publicidad, los usuarios y el mundo en general está cambiando, la manera de informar e informarse evoluciona y cada uno de los periodistas y comunicadores debe desarrollar sus habilidades para adaptarse a los tiempos modernos, en la era de redes sociales, marketing digital y web 3.0.

Según reporta un estudio de la IAB Spain sobre “Inversión Publicitaria en Medios Digitales”, la publicidad digital se encuentra en constante crecimiento.

La inversión en revista cayó en un 4,5%, en televisión un 1% y en diarios impresos en un sorprendente 6,2%. Sin embargo, la publicidad en plataformas digitales aumento en un 11,7%.

Publicidad

¿Difícil de comprender? Para nada.

Todo grupo desea que su mensaje llegue a un sector más amplio de la población, lo cual solo se logra gracias al internet, sin embargo, es importante que el mensaje sea creíble, en ese sentido, la mala reputación de los medios impresos y la televisión ya no se puede sostener más y la negativa del periodismo tradicional y antigua por aceptar las nuevas plataformas les termina pasando la cuenta, tanto en índices de lectoría como en negocios.

El consumo multimedia y la inmediatez son características inherentes a los medios electrónicos, cualidades que los medios impresos y televisión desean copiar e imitar pero que jamás podrán igualar.

Estamos viviendo el nuevo Siglo Digital y tanto los profesionales de las comunicaciones como los inversionistas deben decidir si se suben al cohete de la evolución o se aferran al iceberg de los tradicional y antigua, que se derrite lentamente pero que su fin, llegará tarde o temprano.