Libertad de prensa: O exigimos o nos vapulean

“El periodismo o es Libre o es una Farsa”

Rodolfo Welsh

 

Publicidad

 images (1) 

Día internacional de la Libertad de Prensa: ¿Libertad editorial independiente o libertad editorial de mercado?

Hoy nos atenemos a una nueva fecha reivindicativa. El 20 de diciembre de 1993 la Asamblea general de las Naciones Unidas, en recomendación del Consejo económico y social reconoce el 3 de Mayo como la fecha conmemorativa y reivindicativa por la Libertad de prensa (decisión 48/432), la cual busca, defender cuatro aspectos fundamentales en el ejercicio del mismo: “Celebrar los principios fundamentales de la Libertad de Prensa” –Como derecho “inalienable” en la defensa de los “estados democráticos” por ejemplo-, “Evaluar la Situación de la libertad de prensa en el mundo”-amenazada y restringida, perseguida y violentada- [1], “defender los medios de comunicación de los atentados contra su independencia” y “rendir homenaje a los periodistas que han perdido sus vidas en el cumplimiento de su “deber”.

La UNESCO celebra estas fechas con el “Premio mundial de la libertad de Prensa UNESCO – Guillermo Cano, creado en 1997, entregado a instituciones, personalidades u medios que defiendan la libertad de prensa en cualquier punto del mundo, especialmente en aquellas aristas de la tierra donde el peligro para el periodismo es latente. Recibe su  nombre en conmemoración de Guillermo Cano Isaza, director del periódico colombiano “El espectador”, asesinado por sicarios del Narcotráfico el 17 de Diciembre de 1986 debido a su infiltración en el cartel más importante de la Droga colombiana y su crítica al poderío narcotraficante a gran escala. Este año se eligió a Francia como el país anfitrión y el premio fue recibido por Ahmet Şık, periodista Turco-importante es recordar que Turquía está en primer lugar entre los países donde el periodismo independiente se convierte en “estigma” castigándolo principalmente con cárcel, siendo incluso, el país con más periodistas encarcelados el año 2012 (66), superando a China e Irán-. De nuestros periodistas nacionales la única a la que se le ha otorgado este premio es a la directora del centro de investigación periodística (CIPER) Mónica Gonzales Canales en el año 2010.

Windhoek

El origen de esta fecha se lo debemos a la “Declaración de Windhoek”[2], redactada 1991 en el seminario de la UNESCO “Promoviendo un periodismo africano independiente y pluralista”  -el cuál duro del 29 de abril al 3 de mayo de 1991- celebrado en Windhoek, namibia en el sur de África debido a las constantes persecuciones, encarcelamientos, intimidaciones por todo el continente. Es considerado el documento más importante respecto a las libertades del ejercicio del periodismo el cual dio paso a una seguidilla de elaboraciones de declaraciones de principios fundamentales en la defensa de un periodismo independiente por varios puntos del mundo: La declaración de Alma-Ata para Asia central, “Sana ‘a” para el Medio este y la declaración de “Santiago” para Latinoamérica y el Caribe. “WindHoek” fue aceptada el 3 de mayo de 1991.

A partir de este momento se contrapusieron distintas visiones del “nuevo periodismo” pos guerra: un periodismo monopólico que todo lo controla con consorcios mediáticos y un “nuevo orden informativo” que apela a la libertad de información como base fundamental para promover revistas, periódicos y escritos en general con el fin de ver las “distintas opiniones de la sociedad; Una lucha necesaria.

“Recordando la resolución 59 (I) de la Asamblea General, de 14 de diciembre de 1946, en la que se declara que la libertad de información es un derecho humano fundamental, y la resolución 45/76 A de la Asamblea General, de 11 de diciembre de 1990, sobre la información al servicio de la humanidad”[..]

Declaración de WindHoek

Algo necesario

 “Los periodistas trabajan en la vanguardia de la historia, desenredan la trama de los acontecimientos, les dan forma y nos aportan un hilo conductor a nuestras vidas”, en 2005, Kofi Annan, secretario general de la ONU desde 1997 a 2006, mantuvo estas palabras en la boca de los personeros  de las organizaciones unidas por el día de la libertad de Prensa; hoy en día esas palabras quedan al parecer en el olvido.

“En 2004, 56 informadores fueron asesinados en el ejercicio de sus funciones, otros 19 están desaparecidos y se teme que hayan muerto y 124 más fueron encarcelados, según el Comitpe para la Protección de los Periodistas”.[3]

La libertad de expresión o también conocida en el mundo periodístico como libertad de prensa es y ha sido uno de los tema más importantes en las discusiones respecto a la democracia interna de un medio, las leyes reguladoras de la expresión y las libertades que hoy en día entregan los “gobiernos democráticos” que se jactan de sus principios pero que en el practica sigue habiendo persecuciones, encarcelamientos, amenazas y asesinatos. Pero no hay que caer en la inocencia;  una cosa es crucial: cuando hablamos de “libertad de prensa” hablamos de una libertad plena en todos sus aspectos: materiales e ideológicos. Una prensa “libre” en una sociedad neoliberal se malentiende como una prensa libre pero para el mercado,  es decir, una prensa liberal burguesa. así como la libertad de enseñanza permite poner centro de estudios privados, la libertad de prensa es la trampa que se pisa para poder abrir el paso a los monopolios mediáticos que tienen su “libertad” para informar lo que quieran y adueñarse de los consorcios.

A partir del periodo de post dictadura en los 90´en Chile, surge la caída del “estatus” periodístico en la sociedad: Bajos sueldos, denigración, persecución, autocensura, estigmatización; Han sido elementos básicos del monopolio periodístico, que mantiene el trabajo intelectual del periodista al servicio de las presiones, los tiempos y lo denominado como “polivalencia” que pone al relieve la situación de cooptación del periodismo duro por un sentido común de “Relacionador público” al servicio de  la demanda del mercado.

Vemos como el viejo vejado del periodismo está totalmente limitado por lo objetivo: la economía y la política. Levantar periodismo independiente se hace cada día más difícil: monopolio de la imprenta, precios altísimos para la edición y repartición de los periódicos, es decir, existe efectivamente una gran muralla para el vejete de la información. No podemos pedir libertad de prensa sin pedir independencia política y económica de los principales monopolios, o será una farsa. Ejemplo latente es como organizaciones obreras no pueden distribuir sus periódicos, como no tienen acceso a imprentas ni ningún insumo relacionado, y podríamos seguir enumerando.images

Hoy vemos como se hace necesario poner en pie con fuerza un periodismo con espíritu crítico, un periodismo al servicio de la verdad, pero de aquella verdad parcial, la que realmente esta para ser oída pero que hoy se encuentra amordazada tanto por los “gobiernos democráticos” con tinte noventero como por las mordazas de la editorial; y hoy sumamos nuevos -viejos- elementos: Persecución, amenaza, encarcelamiento y asesinato.

 

 

 

 


[1] Para Leer: http://www.rcnradio.com/noticias/lanzan-alerta-por-el-deterioro-de-la-fragil-libertad-de-prensa-134072

[2] Declaración de Winkhoek: http://www.un.org/es/events/pressfreedomday/windhoek.shtml

[3] http://www.ecured.cu/index.php/D%C3%ADa_Internacional_de_la_Libertad_de_Prensa