Recordando el legado de Gladys

descargaUn día 16 de Julio, hace 73 años, nació la compañera, luchadora, profesora y mujer considerada un ejemplo de vida: Gladys Marín Millie.

Es ella  quien nos invitaba a construir un camino y a hacer los sueños realidad, quien representaba a un Chile nuevo, justo, igualitario, luchando incansablemente contra la dictadura, en decir NO a Pinochet, ya que era consciente que la gente no podía esperar, que el pueblo merecía avanzar.

Gladys fue quien representó y representa a las mujeres que quieren un rol efectivo  en la sociedad, a trabajadores, a los mineros del Carbón del Cobre, de la construcción, del vendedor ambulante, de los pequeños y medianos empresarios, de los mapuches, quien alzó la voz por el respeto a todos los géneros, a las etnias, a la libertad sexual.

Publicidad

Fue nuestra compañera quien más de una vez fue detenida por pedir que se terminara con  la cesantía, quien exigía sueldos, salarios y jubilaciones decentes, quien se manifestaba por la salud y la educación, quien nos dijo que no eran mercancías, que ello no se compra, y también era la que se interrogaba siempre: ¿como hacerlo?, y nos respondía con una nueva distribución de los  ingresos, hay que reducir el presupuesto de armamento, porque la única guerra que tenemos todos es contra la pobreza, la injusticia y la miseria.

Era Gladys la que estaba en la vanguardia con los Artistas, con los jóvenes, la que conversaba en cada casa , en cada sindicato, para decirles  a cada una de las personas que se pretendió matar las ideas revolucionarias, que se quiso matar al Partido Comunista, pero que seguíamos en  pie, porque estuvimos y estamos siempre con el pueblo. Hoy somos  vitales, dispuestos a convertir a Chile en la libertad lejos de la explotación,  estamos abriendo las alamedas para la conquista del trabajador y la sociedad de nuevo tipo.

La camarada nos enseñó en sus diversos escritos y en vida que los pobres echan a andar las máquinas, siembran las cosechas, hacen el pan, construyen los  edificios, los  puentes, los camiones, que de sus manos sale todo el trabajo humano, ya que como buena militante comprendía las premisas Marxistas para un trabajo certero, pero también le decía a los pobladores, que lo único que no fabrican los trabajadores es la pobreza y el cansancio, que somos millones, que somos la inmensa mayoría la que sufre de estas dos últimas consecuencias, pero que  podemos cambiar el mundo, porque sufrimos mucho, porque hay sudor y sangre para enriquecer a pocos.

Hoy entendemos que es el momento,  por eso es necesaria la izquierda unida, porque necesitamos un estado Democrático, una nueva Constitución Política de la República, justicia social, hay que abrir y crear una verdadera Democracia, un piso salarial de un mínimo de $250.000, una reforma tributaria, un nuevo Código del Trabajo, Educación gratuita para todos, fin a las AFP.

Gladys fue fuerte hasta sus últimos días de vida, y nos llamó a avanzar en conjunto, visualizando nuestros fin y siendo audaces, entusiastas, rebeldes y revolucionarios.  Por ello honor y gloria por su valentía, honradez,  capacidad intelectual, pasión revolucionaria, por su incansable entrega por construir y lograr la felicidad humana, la paz y la defensa de los Derechos Humanos,  cuya consecuencia por su verdadera  lealtad por los pueblos es exaltada y valorada,  por amigos y adversarios.

Sabemos que el pueblo te entrega las fuerzas y los instrumentos, por lo que no se puede  permitir que nos pisoteen, y Gladys ya lo decía: ” hay que organizarse, ser  conscientes,  como allende, luchar, luchar, luchar,  siempre luchar en cada lugar, con formas distintas, con agrupaciones distintas, en las calles, contra el sistema Neoliberal, la Constitución, el  militarismo, la  cesantía, el hambre, contra todo lo dejado por la dictadura, a luchar a luchar como lo hizo Allende, y cada uno de los compañeros. Mil veces venceremos!”

Era el año  1999 y Gladys Marín Millie  es la primera mujer a candidata a la presidencia por Chile, su campaña que tenía por slogan y música  “Por un Chile de verdad con Gladys”, y el Tren de la victoria, nos lleva a decir que  las demandas hoy son las mismas.

Gladys en su vida política caracterizó por luchar por la construcción de un Chile democrático solo era posible con  la verdad, y que  la justicia es imprescindible, y para ello  se debe saber donde están los detenidos desaparecidos, proponía  eliminar la  Ley de amnistía, que había que juzgar y castigar a los que torturaron, violaron, ejecutaron e hicieron desaparecer a miles de chilenos y también extranjeros.

Pero Gladys no solo decía, sino que hacía, y por ello  fue la primera en detentar una querella criminal en contra de Pinochet en Chile y declarar ante el juez, la detención de Pinochet en Londres fue un acto democrático y de  justicia para la humanidad, a pesar que no fue juzgado en Chile, y por el contrario Pinochet interpone una querella a Gladys Marín.

En 1996 tras pronunciar un discurso de que Pinochet es un asesino, traídos y cobarde, es detenida, y es el momento que comienza a repetir la frase de Sola Sierra “hay que buscar la Justicia nada más, pero nada menos”, además de pronunciarse contra el Servicio Militar Obligatorio, defender los Derechos Humanos y criticar la aplicación de la Justicia, llamando a recuperar la verdadera Soberanía Nacional, porque entendía que la verdadera línea que separa la verdad de la mentira es la Justicia.

Gladys era la que se reunía con los pobladores, la que salía a las calles junto a los mismos de la calle, los indigentes, los niños, ancianos, hombres y mujeres, la que alzaba la voz en nombre de los chilenos exigiendo Democracia de verdad, la que decía que el verdadero camino es la Asamblea Constituyente, realizar Plebiscitos Constituyentes y que se debía efectuar votación directa de los Intendentes, los Concejos Regionales, porque el pueblo lo merece como único soberano mandante, lo que refleja la visión adelantada a la voluntad política de los Gobiernos de turno, porque  las problemáticas son consecuencias de este modelo, insensible, y por ello cualquier modelo económico debe considerar a los seres humanos, a hombres y mujeres, no funcional para el Capitalismo nacional y extranjero, simplemente “Chile limita al centro de la injusticia”.

Es fundamental realizar transformaciones de fondo, elevar sueldos, salarios, jubilaciones, pensiones, redistribución, Reforma Tributaria Integral, porque no  es justo que hasta el más pobre pague un 20% de Salud y Previsión y un 19% por cada cosa que consume y los empresarios solo un 15% y que en la mayoría más encima los  evaden y desconocen, y esto se refleja en las grandes transnacionales del Cobre, porque casi no tributan y con ello es comprobado que se garantiza la Educación y la Salud gratuita para todos.

Obteniendo estos recursos y con responsabilidad en los fondos previsionales se debiera poner en marcha un plan nacional de desarrollo, industrializando el país y respaldando a pequeños y medianos empresarios, evitando la privatización, pero en estos años se ha efectuado lo contrario, se siguen haciendo termoeléctricas,  caminos sujetos a concesión y hoy inclusive  el agua potable, y esto no es posible, porque los servicios esenciales no pueden ser fuentes de lucro, deben ser con sentido social, y las empresas estratégicas como la  minería, telecomunicaciones, la industria cultural no pueden seguir en manos extranjeras, deben de ser de todos y todas, por ello hay que avanzar a la segunda nacionalización del Cobre.

Frente a los conflictos étnicos, Gladys expresó: ” Hay que sumarse a la voz de los mapuches, pero no hablar por ellos, ellos deben  hablar con su lengua, identidad,  hay que sumarse a esas voces, no ser e intentar ser sus voces”. Y esto nos deja claro como oportunistas políticos han querido atribuir esta demanda para el beneficio de una institución propia lejos del sentido del porque se moviliza por las diversas causas.

En uno de sus discurso nos dijo: “Las mujeres queremos salarios dignos, viviendas, salas cunas, jornadas de 8 hrs, un  medio ambiente sano, Jubilación para las dueñas de casa, una pensión digna sin el negocio de las AFP, ya que en  más de un 40% de los hogares es jefa una mujer, y somos dignas, sabemos que no salimos de la costilla de Adán ni obligamos a nadie a comer la manzana, nosotras con cabello  largo o corto,  y con el color que se nos ocurra,  tenemos ideas profundas, por eso las llamo a ser mujeres plenas, a sufrir por el dolor ajeno, a ser solidarias, sensibles, a enamorarse todos los días, a ser ágiles, livianas como las mariposas y fieras ante la injusticia”.

¿Y qué nos dijo de la educación?

La educación en primordial para el desarrollo de la humanidad, debe ser un Derecho, y no un negocio como ocurre en Chile, necesitamos que sea para todos, y por eso no invirtamos tanto en la Guerra, en aviones, submarinos, hagamos una reforma tributaria, para tener educación para todos, donde sea Publica, Democrática, Nacional, Pluralista y gratuita, terminemos con los negocios y hagamos de la Educación un Derecho”.

Es Gladys Marín un ejemplo de vida, la que buscaba un Estado Democrático, la Justicia Social, la que nos decía al igual que Recabarren que la delincuencia, la drogadicción, el alcoholismo, la violencia intrafamiliar es solo consecuencia de este sistema que no quiere devolver las tierras y que muchas veces se vuelva solo por un voto útil y se vence en la lucha,

Es la consecuencia, la congruencia y humildad la que te hace seguir creyendo en un mundo mejor para todos, pero por sobre todo, es la que te da el legado, la lucha, la perseverancia y la constancia por la transformación de los modelos para la construcción de un sistema digno e igualitario por el que siempre ella luchó, es el bastión, la energía, las fuerzas y la fortaleza para seguir construyendo las sendas de la revolución donde la explotación del hombre por el hombre desaparezca conforme a la razón y la Justicia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here