Dignificar el Periodismo: La cobardía de los Periodistas

periodismo-censura-925x500Desde que decidí tomar el periodismo como estilo de vida, he visto como grandes periodistas con mucha potencial han sucumbido a la vida fácil y cómoda de realizar relaciones públicas para grandes empresas y autoridades, olvidando la vocación periodística y la pasión por escribir.

En la universidad todos buscan cambiar el mundo, la justicia social y crear emprendimientos que buscan perpetuar en el tiempo, sin embargo, cuando reciben el primer sueldo de su primer trabajo, olvidan inmediatamente cualquier sueño.

En el Día del Periodista todos los colegas piden “Libertad de Expresión” pero la mayoría tiene en sus ojos el signo de peso y se pone la camiseta por su canal, empresa o lugar en el que trabaja, cometiendo el error de pensar que es de su propiedad, cuando solo son empleados, la única cosa que les pertenece es su amor por el periodismo, el cual cada vez se desvanece más.

Publicidad

Critican medios digitales y redes sociales pero luego se dan cuenta que es el nuevo periodismo y crear sus emprendimientos, el cual, obviamente, no tardan en vender a empresarios y políticos de turno.

Las palabras bonitas de algunos periodistas pidiendo “Dignificar el periodismo” se pierden y tienen escasa credibilidad toda vez que envían comunicados sobre cosas y personas en las cuales no creen ni confían pero que las venden para ser publicitadas en diferentes medios ¿Cuáles medios? Los de sus amigos, porque es un círculo vicioso, se publica lo que ellos quieren, no lo que sea del interés de la ciudadanía, sino del que pone el dinero.

Buscan terminar con la “Concentración en la propiedad de los medios” pero siguen publicando en medios tradicionales y publicitando en sucursales de televisión  capitalina que se instala nen la región ¿Cuándo la oportunidad a los medios no tradicionales creados por periodistas locales?

Si esta columna te molesta o te ofende, es porque te sentiste identificado y sabes que es verdad, si la apoyas es porque vuelves a sentir amor por el periodismo. ¿De qué lado estás? Vuelve a ser valiente y deja de lado la cobardía.