WhatsApp-Image-2017-11-22-at-11.45.07

Ex Centro de Detención Providencia es la denominación legal y pública que el Estado Chileno a través de sus organismos técnicos y administrativos resolvió darle en la categoría de sitio de memoria y Monumento Nacional al que fue el principal centro operacional clandestino de la DINA, posteriormente CNI, ubicado en Matta 3230, 3224 y 3220 al lado de la Iglesia Providencia de Antofagasta, frente a la ex Escuela Pública 16, hoy Escuela Providencia, situándose dentro de sus dependencias interiores, donde afuera se encuentra una fachada de jardín infantil inmerso, en un barrio histórico. Fue en este lugar donde los  detenidos accedían vendados, sometidos a vejámenes, torturas físicas y psicológicas, fecha por lo demás donde sus familiares les perdieron el rastro.

Tras el advenimiento de la democracia, a través de la Comisión Prisión Política y Tortura, se logró determinar alrededor de 45 lugares en la región que sirvieron a esos propósitos  y prácticas  de Terrorismo de Estado, siendo la Intendencia de la Antofagasta uno de sus principales referentes.

Publicidad

Las visitas guiadas que se han realizadas en forma experimental y autorizadas por el Mando Zonal de Carabineros cuenta su historia por sí sola hasta el día de hoy.

Los testimonios que entregamos estando detenidos en el lugar y el contacto que  hoy tenemos genera una gran lectura histórica y patrimonial y es patético a la hora de establecer relaciones con otros sitios de memoria. La diferencia más marcada es que este mantuvo su condición de lugar clandestino casi todo el período dictatorial. Se hizo costumbre amparado por un decreto que se le destina a Carabineros de Chile.

Lo que nos impulsó a desvelar el lugar y hacerlo público es la relación constante entre el olvido y la memoria, entre la impunidad y la justicia, lo profano y lo religioso, la verdad y lo oculto.

Si hoy, nuestra Agrupación solicitase los archivos y la cantidad de detenidos que pasaron por el lugar, estaríamos seguros que la respuesta sería negativa.

Si preguntáramos por los nombres de los torturadores y los responsables directos, la respuesta ya la sabemos, es “secreto de Estado”. A no ser, que un Ministro sumariamente actúe con poderes plenos y para el Estado Chileno sea un imperativo que se den a conocer los hechos.

La mesa técnica propiciada por el Gobierno Regional con la participación de nuestra Agrupación y Carabineros de Chile, busca resolver un aspecto fundamental de nuestra sociedad de cara a conocer y desentrañar los hechos del pasado  y reflexionar ahora mediante la acción educativa con las nuevas generaciones. Fue ésta una de las principales recomendaciones del Informe Valech, y que además en cada región de Chile debe existir un sitio de memoria activo, no sólo una placa.

Nuestra Agrupación demanda  con toda la complejidad legal, administrativa y operacional que tiene en la actualidad el lugar destinado a Carabineros, que sea traspasada en comodato en una perspectiva  en que ese trámite  pueda durar los menos años posibles. En lo inmediato, poner toda la intensidad para ocupar parcialmente el lugar. El Gobierno debe jugar un rol más protagónico, porque esta fue su principal promesa de campaña en materia de derechos humanos.