Quiebre total en el oficialismo: UDI realizó “funa” y cortó relaciones el Intendente de Antofagasta

Video muestra a integrantes de la UDI dando por cortadas las relaciones y su inconformidad con el Intendente Regional, Edgar Blanco. Quiebre se intensifica aún más luego que el Gobierno de Sebastián Piñera no lograra alinear a su propio sector político para rechazar el proyecto que permite retiro de fondos desde las AFP.

Imagen de referencia.

Completamente quebradas se mantienen las relaciones en el oficialismo en Antofagasta, dando cuenta que la crisis sanitaria y social se ha traducido también en una crisis politica para el conglomerado gobernante, producto de diferencias en la forma de condución.

El pasado jueves, el Presidente Regional de Unión Democrática Independiente (UDI), Diego Fernández, junto a un grupo de consejeros regionales de dicho partido, comunicaron al Intendente Edgar Blanco que su agrupación política “congela las relaciones” con el Gobierno Regional (GORE).

El video, muestra a distintos integrantes de esa coalición política llevando pancartas para mostrar su disconformidad con la conducción de la autoridad regional, quiebre que se extiende también a las relaciones con sus “socios” políticos de Renovación Nacional y Evopoli.

Publicidad

En la instancia, consejeros como Alejandra Oliden, Dagoberto Tillería y el propio Fernández aseguraron que tendrían una nueva candidatura a Gobernador Regional, quitando de esta forma el respaldo al ex intendente Marco Antonio Díaz, quien renunció en pleno estallido social para dar a conocer su candidatura, instancia donde además se produjo posteriormente un polémico “piscinazo” en una fiesta privada con piscolas y reggaetón, donde participó el actual Intendente, Edgar Blanco.

Tiempos de celebraciones en la derecha regional que parecen haber quedado muy lejos, sumiéndose ahora en luchas internas entre los miembros de los partidos de la coalición oficialista.

La votación sobre el proyecto de retirar el 10% de las AFP ayudó a profundizar aún más las diferencias dentro del propio conglomerado, dado que el Gobierno de Sebastián Piñera no logró alinear a todo su sector para rechazar la propuesta. A nivel regional, las diferencias y disputas por cargos políticos dentro de Chile Vamos se intensifican desde hace meses.