Discriminación a minorías sexuales aumentó un 11% durante el 2010

La UDI seguida de movimientos religiosos encabezan la lista discriminatoria

El año recién pasado terminó con 138 casos más  – respecto al 2009 – de discriminación contra gays, lesbianas, bisexuales y transexuales; casos que incluye el asesinato de una persona homosexual en Punta Arenas, según aparece consignado en el IX Informe Anual de los Derechos Humanos de las Minorías Sexuales en Chile, presentado este miércoles por el Movilh.

Publicidad

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh)  dio a conocer su IX Informe Anual de los Derechos Humanos de las Minorías Sexuales en Chile, en donde el dato más relevante es el aumento de un 11% de los casos de discriminación a personas de otra condición sexual durante el año 2010, respecto al 2009.

Rolando Jiménez, presidente del Movilh, precisó que, no sólo se vio un aumento en las denuncias y casos de discriminación durante el año pasado, sino que fueron “más graves y violentos, pues las personas e instituciones opositoras a la igualdad de derechos para las minorías sexuales reaccionaron en cadena contra los avances a favor de este sector social, que lejos de detenerse, también aumentaron, pasando de 43 a 44 los hitos positivos”.

El informe fue dado a conocer ante la prensa, junto a un grupo de víctimas emblemáticas de la discriminación por su condición sexual, entre las que se encontraban una ex empleada de la empresaNuts4Nuts (cuyo dueño es Luis “Conejo” Martínez), la cual fue víctima de acoso laboral y sexual por parte de un trabajador de dicha empresa, por ser lesbiana. También se encontraba César Contreras, ex subcomisario de Investigaciones, dado de baja por su condición sexual, así como Sandra Pavez, profesora de religión, impedida por la Iglesia de hacer clases por su condición lesbiana. También estabaCésar Peralta, a quien, en 2010, el Registro Civil le rechazó la posibilidad de contraer matrimonio con su pareja, pese a contar con la tuición de sus hijos.

El informe registró que de los 138 nuevos casos de discriminación y denuncias contra las minorías sexuales durante 2010, los que se dieron en todos los ámbitos sociales, el más bullado fue el crimen de Manuel Menéndez González, ocurrido en Punta Arenas, quien fue asesinado violentamente por Luis Fabián Bórquez, quien en su defensa, argumentó que la víctima le había hecho insinuaciones sexuales.

De todos los casos presentados, el 11% afectó exclusivamente a lesbianas, el 10% a hombres homosexuales y 4% a transexuales, mientras que el porcentaje restante afectó al conjunto de la comunidad LGBT. Al respecto del primer caso, Jiménez afirmó que “las mujeres que presentan una orientación sexual distinta y eso da cuenta de un fenómeno de emergencia de visibilidad que está teniendo el mundo lésbico, particularmente las chicas más jóvenes, y eso ha significado que hay un correlato de esta visibilización con una mayor discriminación”.

El estudio también expone que desde 2002 hasta la fecha, se cuentan 651 casos de atropellos contra las minorías sexuales, de los cuales 14 son asesinatos. El informe también explicita lo violenta y degradante que fue la campaña contra la comunidad gay durante el año 2010, calificando a este sector de la población, desde “peligroso” y “antinaturales” hasta “zoofílicas” y “desviadas”. Pese a esta realidad, el informe descarta que la discriminación haya aumentado, ya que las encuestas evidencian lo contrario.

Por su parte, la categoría de discriminación que más aumentó en 2010, fue el de la “marginación o intento de exclusión en los espacios públicos y privados”, representando 35 de los 138 atropellos ocurridos, por la realización de la campaña “Por un Chile sin Discriminación en el Bicentenario” y la celebración del Tercer Festival LGBT 2.0.