Exigen renuncia del Estado Mayor del ejército que integró las filas de la CNI

Los familiares de las víctimas denuncian que se les mintió al momento de prometerles que personas que participaron en violaciones a los Derechos Humanos saldrían de las Fuerzas Armadas.

La agrupación entregó una carta dirigida al Ministro de Defensa Andrés Allamand, donde además de pedir el retiro de las filas castrenses del militar, acusa a la Fuerzas Armadas de no haber cooperado con las investigaciones llevadas por la Justicia en casos de Derechos Humanos.

Publicidad

En el Ministerio de Defensa Nacional, la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos(AFEP), entregó una carta dirigida al ministro de esa cartera, Andrés Allamand, para pedirle la renuncia de Guillermo Castro Muñoz, actual Jefe del Estado Mayor del Ejército, por haber pertenecido a laCentral Nacional de Informaciones (CNI).

La Agrupación entregó también un comunicado a la prensa, donde afirma que el hecho  que Castro no esté condenado ni procesado por los tribunales respectivos, “no es indicativa, en modo alguno, de que no haya participado en violaciones a los derechos humanos”. Asimismo, la dirigenta del AFEP, Alicia Lira, comentó, además, que “ciertamente haber sido integrante de la CNI no es un indicador de apego a la ley y al respeto a los derechos humanos”.

En la Agrupación, recordaron que, actualmente, existen cientos de querellas que se encuentran en plena investigación, por lo que manifestaron su temor de que estos procesos se vieran con dificultades en sus avances respectivos, “si es que los eventuales responsables de las acciones criminales que se investiguen tienen alguna capacidad de impedir la recopilación de antecedentes y la colaboración necesaria de los institutos armados”.

FALTA DE COLABORACIÓN

Alicia Lira (en la foto) manifestó que la agrupación se encuentra en una campaña para insistir en la “depuración” de ex miembros y ex agentes de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional) y de su sucesora, CNI, que “hoy día siguen insertos en las Fuerzas Armadas”.

Ante esto, la dirigenta valoró el hecho de que Andrés Allamand decidiera, casi recién asumido su cargo, expulsar del Ministerio de Defensa a cinco ex agentes de la CNI, “porque él tiene conciencia y sabe lo que significan estas personas”, señaló Lira, oportunidad que aprovechó para criticar a la Concertación por no haber expulsado antes a estos ex agentes.

“Es inaceptable, ética y moralmente, que un ex agente CNI ostente el segundo cargo del Ejército de Chile, cuando se dice que hoy día no se permitirá que ningún violador a los derechos humanos o cómplices, sea civil o uniformado, esté en reparticiones públicas o en las Fuerzas Armadas”, señaló Alicia Lira, agregando que para ellos “ningún ex agente CNI, sea civil o uniformado, está exento de responsabilidades, ya sea criminal o política”.

Al respecto, la agrupación afirma que lleva más de dos décadas denunciando “la falta de colaboración de las Fuerzas Armadas con las investigaciones realizadas por los Tribunales de Justicia” respecto a los casos de violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura. Asimismo, los sectores políticos también recibieron las críticas de los familiares de las víctimas, al hacer mención a la falta de voluntad de las autoridades democráticas “de allanar las dificultades que los responsables de los crímenes han logrado colocar frente al avance de las investigaciones y la identificación de los militares y civiles participantes en las acciones que se investigan”.

Para la AFEP resulta inaceptable que los institutos armados afirmen no tener información sobre personas que estaban bajo su mando, “detenidas por ellas, en recintos administrados por ellas”. Por eso, la agrupación hizo extensiva su petición de renuncia al actual subsecretario, Óscar Izurieta, quien, según la AFEP, “estaba creando un pequeño ejército al interior del Ministerio de Defensa, reclutando estos CNI y nosotros sabemos cual era su fin: El mantener la política que mantuvieron durante muchos años de acallar en la Justicia estas investigaciones que se llevan adelante”.

Finalmente, la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos espera que una vez vistos los antecedentes de Guillermo Castro, y los antecedentes respecto de la expulsión de cinco ex agentes CNI del Ministerio de Defensa, se proceda con la expulsión del actual Jefe del Estado Mayor del Ejército.

Christian Armaza Benavides