Corte de Antofagasta acoge recurso contra Karen Rojo y Sebastián Quinzán

Medida busca poner fin a la exposición pública de los antecedentes personales de Jessica Richards, y exige al municipio cesar el acoso contra la afectada.

23369_f“Téngase por interpuesto recurso de protección en contra de Sebastián Ángel Quinzán y de la Municipalidad de Antofagasta, representada por su Alcaldesa Karen Rojo Venegas”, señala una Resolución de la Corte de Apelaciones de Antofagasta fechada el pasado día miércoles.

Lo anterior, luego de la interposición de una acción judicial por parte de Jessica Richards, trabajadora municipal del Departamento de Tesorería de la casa consistorial, a través de la que busca proteger sus datos personales del escrutinio público. A juicio del libelo, el principal asesor de la autoridad comunal habría vulnerado la Ley N° 19.628 sobre Protección de la Vida Privada, según lo indica su artículo segundo, que resguarda en el ámbito de la intimidad “los hábitos personales, el origen racial, las ideologías y opiniones políticas, las creencias o convicciones religiosas, los estados de salud físicos o psíquicos y la vida sexual” de los ciudadanos.

Acoso laboral

Publicidad

 El recurso además busca que se exija a las autoridades y al personal que labora y presta servicios en la Municipalidad de Antofagasta “cesar en el acoso, persecución, asedio y dejar de solicitar información a mi representada respecto a los hechos que dan cuenta su licencia médica”, lo que en palabras del abogado de Richards, Enzo Molina, “busca asegurar la adecuada protección de las garantías constitucionales de la funcionaria municipal, restableciendo el imperio del derecho”.

El representante indicó que la secretaria está con atención psicológica, producto de la sobreexposición social que ha sufrido ella y su familia, debiendo aguantar el juicio público de compañeros de trabajo al interior del municipio.

Recursos Humanos  

“Es obligación del personal del Departamento de Recursos Humanos que recibe la licencia médica de la Srta. Richards, como asimismo de toda persona que tenga acceso a dicha información y que trabaje en la Municipalidad, de guardar secreto y no divulgar por medio alguno los antecedentes a los cuales acceden, pues de hacerlo vulneran la privacidad del afectado” señala el documento, situación que provocó la reacción de algunos concejales, al pedir a la autoridad comunal el inicio de una investigación sumaria, para establecer cómo se le facilitó desde el Departamento de Recursos Humanos una información privada al principal asesor de la alcaldesa Karen Rojo, a quien el texto judicial lo sindica “actuando casi como plenipotenciario de la máxima autoridad comunal”, infringiendo el “deber de secreto que les impone la Ley” al entregar dicho documento “a una persona que, por sus funciones, no tiene por qué acceder a él y publicarlo a través de las redes sociales y la prensa”.

Confidencialidad y querella

La publicación masiva de una licencia médica constituye en sí una violación a la Ley N° 19.628 sobre Protección de la Vida Privada, que protege entre otros aspectos, la exposición de la información médica de las personas. Por otro lado, el Código de Ética del Colegio Médico es especialmente riguroso en la protección de la confidencialidad de la información generada en el ámbito de la relación médico-paciente, mientras que el artículo número 7 de la Resolución Exenta N° 608 del Ministerio de Salud, que establece normas para el otorgamiento y tramitación de la licencia médica electrónica, indica la necesidad de confidencialidad y de permitir la protección de los datos ante revelaciones o accesos no autorizados, especialmente, el dato del diagnóstico médico respecto del Empleador.

Querella

El abogado de la funcionaria indicó que está estudiando la presentación de una acción de carácter penal, “por que no solamente se está vulnerando la información personal de ella, sino también se le ha imputado el hecho de que está haciendo uso malicioso de un instrumento público, que en este caso es una licencia médica, con la intención de hacerse pasar por enferma para trabajar en una campaña política, cosa que es absolutamente falsa”, señaló Molina.