Privatizarán terrenos destinados a viviendas sociales en Antofagasta

Un total de 45 hectáreas de terrenos ubicados en La Chimba Alto,  que significaron  un litigio de 10 años entre el Estado y una empresa que reclamaba una concesión para uso propio, finalmente terminarán en manos de la industria inmobiliaria.

 

En Antofagasta aumenta el número de familias que viven en campamentos debido al alto costo de las viviendas.
En Antofagasta aumenta el número de familias que viven en campamentos debido al alto costo de las viviendas.

Como “insensible y contraria a los intereses de las familias antofagastinas” calificó Marcela Hernando la decisión de la seremía de Bienes Nacionales de entregar 45 hectáreas de terrenos ubicados en la Chimba Alto, a través de una licitación destinada al negocio de proyectos habitacionales del sector privado, criterio que según la ex alcaldesa “resulta difícil de entender y aceptar si consideramos el escaso número de viviendas que el Serviu ha construido estos últimos cuatro años en la región, y especialmente en Antofagasta, supuestamente por falta de terrenos”.  

Litigio 

Publicidad

La diputada electa enfatizó que antes de tomar una decisión que siga favoreciendo el creciente negocio inmobiliario en la comuna, Bienes Nacionales debió considerar la historia del suelo a privatizar. “La obtención de estos terrenos le significó al sector público de la época, llámese Serviu, Bienes Nacionales y al mismo Consejo de Defensa del Estado, un litigio de nada menos que 10 años, contra una empresa privada que los reclamaba aduciendo la existencia de una antigua concesión minera”, recordó Hernando, quien acotó que finalmente la Justicia accedió en favor del fisco, que en su tiempo esgrimió que se trataba precisamente de terrenos habitacionales destinados a los programas sociales del Ministerio de Vivienda.

“Cómo es posible entonces entender que, habiéndose esgrimido en los tribunales estas razones, ahora el Gobierno destine el 50% del terreno para que termine en manos de grandes empresas, que van a lucrar con negocios inmobiliarios con los precios de venta más altos del país, mientras que es necesario destinar los suelos para programas de vivienda social”, preguntó la representante del PRSD.

Sin casa

Hernando indicó que en la comuna hay más de 6.000 familias que están inscritas hace muchos años aspirando a una solución habitacional, sin respuesta del Ministerio de Vivienda. “Los campamentos en la ciudad se incrementaron de 11 a 18 asentamientos con más de 600 familias que viven en condiciones de marginalidad, y por si fuera poco, en la ciudad estos últimos cuatro años se ha entregado tan sólo un quinto de la cantidad de viviendas entregadas por los gobiernos anteriores, con una aplicación de los certificados de subsidios que apenas alcanza al 10%. Eso significa que de 10 certificados entregados tan sólo 1 se convierte en vivienda”, explicó la doctora.

Política habitacional

En su calidad de coordinadora distrital de la campaña presidencial de la Nueva Mayoría, Hernando se comprometió a contribuir desde su rol parlamentario para hacer realidad el programa presidencial de Michelle Bachelet respecto a su eje de “Ciudades Equitativas”, con la incorporación de una política de suelo que coordina a los Ministerios de Vivienda y de Bienes Nacionales con el Gobierno Regional, “para que precisamente no se generen intereses contrapuestos que atenten contra las familias vulnerables y de clase media como ocurriría en este caso, de traspasarse terrenos a las inmobiliarias privadas cuyo propósito es exclusivamente lucrativo”, detalló la ex intendenta regional.