Graves irregularidades en farmacias ponen en riesgo a pacientes

Exigencia de Farmacias Cruz Verde a los auxiliares de vender determinada marca de medicamentos y el reemplazo de funcionarios en huelga con personal no calificado, son algunas de las situaciones a las que se exponen los usuarios. Trabajadores llaman a no comprar en el recinto mientras se mantenga el conflicto laboral.

Pacientes poniendo sus vidas en manos de personal no calificado o sometiéndola a los intereses del mercado. Ese es el panorama que se vive en las farmacias Cruz Verde de Antofagasta, debido a la negativa de la empresa a acceder a las demandas de los trabajadores, que se encuentran en huelga demandando reajustes salariales.

Este medio de comunicación pudo comprobar en terreno como en lugar de mejorar las condiciones laborales a los funcionarios para destrabar el conflicto, la cadena privada optó por reemplazar a los trabajadores movilizados por personal rompehuelgas, a pesar de que el Decreto 466 del Ministerio de Salud en su artículo 28 impone una serie de exigencias que deben cumplir los auxiliares de farmacia, entre ellas haber desempeñado labores de bodegaje, reposición y manejo de productos farmacéuticos en farmacia, a lo menos, durante un año, junto con rendir un examen ante las autoridades de salud.

Publicidad

Asimismo, los trabajadores de la empresa denuncian que se les imponen altas metas de venta que no logran cumplir, asi como también la obligación de vender determinados medicamentos, aunque no sean necesidad de los pacientes, con las consecuencias que ello implica.

Es por esta razón que los funcionarios, en conjunto con organizaciones sociales y líderes estudiantiles que acudieron a manifestar su apoyo a la movilización, hicieron un llamado a la comunidad a no comprar en esta cadena farmaceutica mientras se mantenga la huelga, como una forma de solidarizar con sus demandas.

UN SISTEMA ENFERMO

La situación que se vive en las farmacias,  enciende el debate demfondo sobre el nivel extremo que alcanzan las consecuencias del modelo de mercado impuesto al país en los años 80, al punto de que en Chile las farmacias funcionan como verdaderos supermercados, donde se vende toda clase de productos no necesariamente relacionados con la salud.

Una realidad muy diferente a la que se aprecia en países desarrollados, donde los remedios son mayoritariamente gratuitos o se entregan a precios simbólicos en establecimientos de salud pública, o bien en farmacias se dedican exclusivamente a la venta de medicamentos, contando con personal especialmente calificado que complementa la atención que entregan los médicos.

Te dejamos este documental, que puede ayudarte a reflexionar un poco al respecto de la graves consecuencias que tiene para millones de chilenos, que la salud se encuentre sometida al imperio del lucro y el poder de un puñado de instituciones privadas, en lugar de contarse con un sistema de salud público, de calidad, gratuito y universal. Consecuencias que incluso en un país como Estados Unidos, obligaron a desarrollar una profunda reforma al sistema de salud, que con anterioridad tenía varias similitudes con el modelo chileno.