En septiembre comenzará obra gruesa del nuevo Hospital de Antofagasta

Tras la preparación del terreno donde se levantará el recinto asistencial, se espera que al fin comiencen las obras. El MOP indicó que fiscalizará la construcción.
IMagen Nuevo Hospital

El seremi de Obras Públicas, César Benítez informó que sin inconvenientes marcha el proyecto de construcción del nuevo Hospital Regional de Antofagasta, que de acuerdo a los plazos establecidos en el contrato, debiese comenzar con la obra gruesa a finales del mes de septiembre de este año.

“Los plazos del contrato están definidos por ley por lo que sostenemos que la sociedad concesionaria Salud Siglo XXI, concluirá esta importante obra el segundo semestre del año 2017, y como Gobierno nos vamos a encargar de los plazos se cumplan en cada etapa”, puntualizó Benítez.

Publicidad

Lo anterior, fue recalcado por el titular de la cartera debido a los constantes cuestionamientos que enfrenta la empresa Sacyr Chile luego que Codelco pusiera término al contrato que tenía con dicha empresa para la construcción del camino Maitenes – Confluencia, y que además la empresa española suspendiera la ampliación del Canal de Panamá.

Actualmente, la empresa se encuentra concluyendo las labores de despeje de terreno. “Las obras del hospital marchan adecuadamente y para verificar ello, hemos mantenido constantes reuniones. No obstante a ello, se fiscalizará periódicamente el avance físico y financiero de la obra, con el fin de dar tranquilidad a los antofagastinos y antofagastinas”, argumentó el titular del MOP.

Proyecto

Ubicado entre las calles Pedro Aguirre Cerda, Montegrande, Víctor Jara y Azapa, la nueva edificación beneficiará a una población proyectada de 260 mil personas de la Región de Antofagasta, al que se agrega la demanda de alta complejidad desde Arica a Copiapó.
El proyecto consiste en la construcción, mantenimiento y explotación de servicios no clínicos de apoyo y la provisión, reposición y mantenimiento del equipamiento médico. La superficie construida asciende a unos 120.000 m2 aproximadamente, y considera la inclusión de 45 boxes de consulta, 24 boxes de urgencia, 16 boxes dentales, 18 pabellones y 671 camas.

Esta obra pública se financiará mediante aportes del Estado, a través de subsidios tanto para la construcción como la operación del recinto y el equipamiento médico.