El #Galponazo: Una sentencia de muerte para Antofagasta

Corte Suprema rechazó recurso de protección contra el proyecto conjunto de ATI, FCAB  y Minera Sierra Gorda, para acopiar concentrado de cobre en el puerto de la ciudad, medida que amenaza con disparar aún más los índices de cáncer según un lapidario informe del Colegio Médico.

13-1Parecía que la movilización ciudadana y los recursos ante la justicia habían logrado frenar su construcción, pero finalmente el peor temor del Colegio Médico, parlamentarios, autoridades y ciudadanos de Antofagasta puede terminar convertido en una realidad: El peligroso galpón de concentrado de cobre se terminaría construyendo en el puerto.

Ello luego que la Corte Suprema de justicia rechazara el recurso de protección presentado el 27 de Diciembre pasado por la Diputada Paulina Nuñez (RN), al cual se sumó luego  la Municipalidad de Antofagasta y el Colegio Médico regional, que buscaba detener tres proyectos aprobados por el Gobierno de Sebastián Piñera. El proyecto presentado por la empresa Antofagasta Terminal Internacional S.A (ATI), controlada por el grupo Luksic  denominado “Recepción, acopio y embarque de cobre”, el proyecto “Transporte ferroviario de concentrado de cobre”, presentado por la empresa Antofagasta Railway Company PLC (FCAB), también perteneciente al grupo Luksic y “Actualización proyecto Sierra Gorda”, presentado por Sierra Gorda SCM, controlada por la compañía polaca KGHM internacional.

Publicidad

Es decir, las tres aristas de una operación conjunta entre el puerto y el ferrocarril del grupo Luksic, para acopiar y exportar el concentrado de cobre que extrae en el país la trasnacional polaca, con las consiguientes ganancias generosas para cada una de  las empresas involucradas, pero con el costo social y medioambiental para los ciudadanos de la comuna.

Al respecto, especialmente preocupante resulta el informe que presentó el Colegio Médico ante la corte, donde se revelan los graves efectos que estos metales pesados ocasionan a la salud de los habitantes de la Perla del Norte.

CANCER

El informe, indica que los principales agentes tóxicos provenientes del transporte de concentrado de cobre, son el arsénico, plomo, cobre, molibdeno, sulfatos, además de menores concentraciones de cadmio, níquel, cromo y otros elementos metálicos y no metálicos. Estos agentes tóxicos, se sumarían a la contaminación ambiental que ya adolece Antofagasta con estos mismos elementos, pero provenientes de otras fuentes, como el centro de acopio Portezuelo, el Puerto de Antofagasta, así como faenas mineras y fundiciones.

Entre las consecuencias más graves que pueden ocasionar al organismo, se encuentran mutaciones, malformaciones fetales y cáncer, enfermedad cuya tasa de mortandad en la región en el caso del cáncer broncopulmonar y renal triplica la media nacional, mientras que el caso del cáncer vesical (vejiga) supera más de 6 veces la media nacional.

En sus conclusiones, el informe indica que “ese efecto persistente de aumentar la sensibilidad a carcinógenos por el mecanismo del imprinting significa que otros contaminantes ambien­tales (por ejemplo, el arsénico proveniente de los concentrados de cobre transportados al Puerto de Antofagasta) va a tener mayor potencia para generar un desarrollo del cáncer y es esperable, en el largo plazo que aumente en forma importante la mortalidad por cáncer pulmonar, de vejiga urinaria, cáncer renal, hepático y de piel“.

Finalmente, el estudio concluye señalando que “aquéllos expuestos perinatalmente o durante su infancia a dioxinas, al ser expuestos a otros carcinógenos, ejemplo arsénico, tendrán mayor probabilidad para desarrollar los tumores malignos mencionados en el mediano plazo“.

EXPANSIÓN

No obstante estas preocupantes aseveraciones, las empresas continúan adelante con el polémico proyecto, al punto que incluso existen informes del inconsulto plan de expansión de Puerto de Antofagasta 300 metros hacia el sur, en una zona que actualmente es utilizada por muchos vecinos para pasear o hacer deporte.

El principal temor existente en la comunidad es que en este sector se instalen nuevos galpones de acopio de concentrado para la minería, por lo cual se espera la realización de nuevas movilizaciones por parte de la comunidad en contra de lo que se está realizando en el puerto de la comuna, en un debate por el grave problema medioambiental, pero que también pone en tela de juicio el modelo extractivo imperante en el país, considerando que en caso de que se lograra detener el acopio de concentrado en el puerto de Antofagasta, probablemente se intente hacer en el puerto de Mejillones, controlado por la familia Von Appen.

 DESCARGA EL FALLO DE LA CORTE SUPREMA