A 20 años del terremoto “hipócrita” de Antofagasta

11216808_10207390940513394_6483192760512634732_n
Felipe Fenrisvarg vía Facebook

El 30 de julio de 1995, hace 20 años, los habitantes de la región de Antofagasta tuvieron un abrupto despertar nocturno. Eran las 1 de la madrugada con 11 minutos, cuando un sismo de 8 grados en la escala de Richter sacudió a la ciudad durante casi dos minutos.

El epicentro se localizó entre Antofagasta y Mejillones, en el mar, 20 kilómetros hacia el interior y a 33 kilómetros de profundidad, siendo perceptible en el país entre Arica y La Serena , mientras que también se sacudieron ciudades como La Paz en Bolivia, Jujuy, Salta y Córdoba en Argentina, Además de Tacna y Arequipa en Perú.

Afortunadamente, pese a la fuerte magnitud, no se produjo un tsunami de proporciones, si bien en Antofagasta el mar alcanzó una variación de 2,8 metros y generó variaciones mínimas en Japón, Alaska y Hawaii.

Publicidad
La Basílica Corazón de María es una de las construcciones emblemáticas de Antofagasta
La Basílica Corazón de María es una de las construcciones emblemáticas de Antofagasta

Este terremoto fue bautizado por el Alcalde de la época, Pedro Araya Ortiz, como un sismo “hipócrita”, por cuanto en apariencia no causó mayores destrozos en las fachadas, pero si en los interiores causando cuantiosas pérdidas.

Los daños materiales más importantes se localizaron en el puerto de Antofagasta, que resultó virtualmente destruido y el edificio Huanchaca, conocido popularmente como “el Curvo”.  También la Iglesia Corazón de María resultó con graves daños.

Sin embargo, la mayor pérdida fueron los costos de vidas. Tres personas fallecieron a causa de este sismo, cifra que no obstante causó asombro a nivel mundial, considerando que normalmente terremotos de esta magnitud en otros lugares del planeta ocasionan cuantiosas pérdidas humanas.

Las malas noticias relacionadas con este sismo no acabaron con las reparaciones, ya que posteriormente los científicos coincidieron en que este terremoto no es el mega sismo que está pronosticado para el norte de Chile, el cual aún no se produce.

 ¿Tienes alguna anécdota o recuerdo que quieras compartir sobre este terremoto? Te invitamos a comentar.