Una necesaria conversación con Patricio Bañados

El emblemático periodista y rostro de la franja del "No" se refirió a la alegría que nunca llegó, la decadencia de una televisión de la cual se siente padre "pero se ha descarriado", la crisis de legitimidad de la clase política, la salida del país de Hernan Büchi, la despenalización del aborto en tres causales y el Proceso Constituyente.

patricio bañados 2

El periodista visitó Antofagasta con motivo de la  Feria Internacional del Libro Zicosur, FILZIC, el evento multicultural más importante del norte de Chile y una de las ferias regionales de mayor trascendencia en Latinoamérica.

No pude dejar pasar la oportunidad para sostener con Patricio Bañados una necesaria conversación acerca de algunos temas actuales, pero –primordialmente- acerca de los costos que debió pagar por actuar consecuentemente a sus convicciones.

Publicidad

Nos reunimos cerca del mediodía y grabamos esta entrevista para Radio 7 F.M y El Diario de Antofagasta.

Pese al cansancio de los años, a la vista, Patricio Bañados conserva la galantería en el talante y en la forma de expresarse, así como la lucidez y la pasión cuando discurre. Tampoco ha perdido su mirada profunda y cristalina y sigue intacta su característica voz que durante más de una hora me transmitió generosamente su historia, sus pensamientos y sus sentimientos. Es un profesional que guarda tanto conocimiento y tanta experiencia como humildad.

¿Ha debido pagar elevados costos por seguir sus convicciones éticas?

Es enfático al afirmar que “yo fui la única persona de la televisión chilena que se negó a leer informaciones favorables a la Dictadura y fui expulsado de la televisión el año 83, estuve 7 años cesante.”

A raíz de la expulsión televisiva hizo comentarios en Radio Chilena durante dos años. La radio tenía un ligero paraguas del Arzobispado y pudo tratar casos de violaciones a los Derechos Humanos durante ese periodo. “Una de mis hijas, fue atropellada cuando yo hacía los comentarios en Radio Chilena”, recuerda. De esos comentarios editó un disco que hizo llegar al Museo de la Memoria y de los Derechos Humanos en Santiago.

Pese a que continuó exiliado de la televisión hasta 1990, Patricio Bañados fue el emblemático rostro de la Franja del NO del Plebiscito de 1988. Para él, ser el rostro de esa campaña fue el tope de una carrera que venía desarrollando desde hace mucho tiempo. “Yo llegué a la Franja del No porque cuando la Concertación de Partidos por la Democracia hizo un estudio para ver a quien podrían poner de rostro, repito las palabras de José Manuel Salcedo que las ha dicho en televisión, Patricio Bañados era lejos la persona que suscitaba mayor credibilidad en el país, por eso me eligen para esa campaña”, dice.

“El recuerdo que tengo de ese momento es extraordinario por lo que estaba en juego, la adrenalina que había de por medio, por otro lado el pavor de que le sucediera algo a mis hijos, el temor por mi familia, no por mí…. Fue una gesta heroica en que yo tuve el privilegio de ser el estandarte a raíz de lo que había hecho antes. No aparecí de pronto, porque ya había luchado, repito, había sido el único de la televisión chilena, nadie más se atrevió a decir una sola palabra respecto de la Dictadura.”

Para el ex rostro televisivo, en ese Plebiscito ganó el SÍ y abre paso a los recuerdos ingratos.

“Nadie me llamó la noche del triunfo, nadie de la Concertación me llamó al día siguiente, ninguno de los políticos que tanto me habían rogado… porque yo lo pensé, yo no necesitaba fama, dinero ni nada, lo medité mucho por mi familia y mi destino… Nadie me llamó, ni al día siguiente (del triunfo) ni a la semana siguiente ni a los meses siguientes.”

Sin embargo, volvieron a necesitarlo.

Yo no supe nunca más nada de los políticos de la Concertación, hasta que tuvieron un problema: bajaron en las encuestas un poco antes de la elección Presidencial de Patricio Aylwin respecto de Hernán Büchi y se acordaron de mí para hacer la franja del Aylwin. Por mí, no hubiera hecho la franja de Aylwin, porque era una lucha partidista”.

Se enciende y continúa “pero era tal el odio que me demostraba la derecha y estaba tan solo, porque a raíz de la Franja del NO me echaron de cuanto trabajo conseguía, que decidí hacer la Franja de Aylwin.”

Desde esa Campaña hasta ahora han transcurrido muchos años, ¿siente que la alegría no llegó?

“Ciertamente no llegó. Vino un periodo que se puede justificar de muchas maneras   – porque estaba el tirano aún de Comandante en Jefe, porque la derecha seguía apoyando espiritualmente la dictadura- , periodo en el cual se consagró el régimen político, económico y social de la Dictadura como legítimo. No se escuchaban voces en contrario, me habría gustado escuchar alguna voz crítica de los políticos; pero no, todo estaba bien tal como estaba, las violaciones a los Derechos Humanas fueron ignoradas durante mucho tiempo, los detenidos desaparecidos no existían”, enfatiza.

patricio bañados 1Volvió a Televisión Nacional para el programa “El Mirador” que era celosamente censurado y vigilado. Fue la primera persona que entrevistó en televisión a Sola Sierra, Presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos. Recuerda que “fue un mundo conseguir que la entrevistara y se me exigió, después, que entrevistara a alguien de derecha y entrevisté a una socialité que me habló de las modas.”

Ese capítulo en el que entrevista a Sola Sierra, fue censurado y postergado dos semanas por la estación. Pese a ello, “El Mirador” ganó el Premio Ondas Iberoamericano de Televisión 2001, por el capítulo “Quiero llorar a mares”, programa sobre los detenidos desaparecidos. Según el jurado “por tratarse de un documento televisivo excepcional fiel reflejo de la historia reciente chilena…hacer notar además su excelente factura televisiva.”

En su voz se nota desilusión.

“Para mí, ciertamente, con las persecuciones que experimenté, con el desprecio que se me manifestó por representantes del Gobierno en la televisión, desprecio que nunca se manifestó para quienes nunca hicieron nada…No, para mí definitivamente la alegría no llegó y creo que para el país tampoco.” En este momento, don Patricio y yo compartimos una mirada cómplice y una sonrisa.

¿Cómo ve los cambios que como sociedad chilena estamos haciendo a nuestras normas jurídicas?

Reflexiona un segundo y dice “cuando llegué a Holanda el año 1963, la gente era tremendamente conservadora, pero allá los políticos iban impulsando el progreso de la tolerancia y de la modernidad. Paulatinamente, Holanda ha ido cambiando y yo escucho, no sin una sonrisa interior, que la ponen como modelo de país progresista. Aquí (en Chile) sucede todo lo contrario, es el pueblo, es la sociedad chilena la que tiene que andar empujando a sus dirigentes, a sus políticos para que avancen. Mientras en Holanda eran los políticos los que hacían avanzar a la sociedad, aquí son los estudiantes, las organizaciones sociales, los obreros, los que tienen que obligar a nuestros legisladores, a nuestros dirigentes, a tomar posiciones de avanzada, es totalmente a la inversa.”

¿Cuál es su opinión sobre la despenalización del aborto en tres causales extremas?

“Yo creo representar a muchas personas si digo que en el problema del aborto está envuelta la vida futura de un ser humano, o sea, que esto no se toma a la chacota, no es hablar de cualquier cosa; pero las tres causales que está proponiendo el Gobierno son de una elemental humanidad, es darse cuenta de un mínimo de consideración hacia el ser humano. Las causales que se proponen son absolutamente legítimas”, sentencia.

¿Qué métodos se podrían aplicar para educar cívicamente a la ciudadanía?

“La convivencia diaria se ha deteriorado enormemente en el país entero, no existe la conciencia de que el comportarse debidamente, teniendo consideración por los demás, nos ayuda a vivir mejor… Sobre los métodos para abordar esto, yo no los sé, pero como mi medio ha sido la televisión, empiezo por decir que ésta ha prostituido el lenguaje. Se habla cada día peor, se parte de la base que para animar hay que gritar, desde la mañana se trata la vida como una conga, se pueden hablar las cosas con cierta calma… me siento padre de una televisión que se ha descarriado.”

¿Qué le parece la participación de los jóvenes en política?

“Lo que más valoro es la opinión de los jóvenes, tanto de los que están en el Parlamento como de aquellos que son entrevistados fugazmente y por azar en las manifestaciones. Fueron estas manifestaciones las que produjeron el comienzo de cambio de la situación estática de que “todo estaba bien, tal como lo dejó Pinochet.”

Bañados grafica el modelo económico chileno y la corrupción política, refiriéndose a los Chicago-boys, justo cuando se hace público que uno de ellos, Hernán Büchi, ha decidido irse de Chile y radicarse en Suiza.

“Los Chicago-boys tienen una frase muy favorita de ellos “no existe el almuerzo gratis”, con lo cual quieren decir que la educación no ha de ser gratis, la salud no ha de ser gratis… pero lo que no dicen es (pone énfasis) que tampoco es gratis cuando en un país se hace caso omiso de una Dictadura, se hace caso omiso de reglas elementales de convivencia, a los criminales se les trata con respeto y durante años y años los políticos no abren la boca y se ponen sueldos que son para este país un escándalo. Eso, tampoco es gratis y lo estamos pagando, porque el sistema político se corrompió, porque aquí no importaba nada, no importaba haber matado gente, haber quemado vivos a una pareja, no importaba nada. El apoyo a todo eso, el apoyo de la derecha, tiene un precio y lo estamos pagando todos. Y los que despertaron a esto y empezaron a decir “esto no lo queremos así” fueron los estudiantes, de manera que yo tengo un gran respeto por los jóvenes. Ellos han perdido la confianza, y no sin razón, en la clase política.”

Ahora el Gobierno está convocando a la participación ciudadana en el marco de un Proceso Constituyente, ¿qué puede manifestar desde su rol –ahora- de observador?

“Me parece imprescindible que haya una nueva constitución. Es una vergüenza mundial tener una constitución originada en el dictador mas desprestigiado (fuera de Hitler o Stalin) del siglo XX. Donde uno fuese, el nombre de Pinochet era anatema, imagen del dictador sangriento. Tener una constitución originada en él, es una vergüenza… “

Continúa, “una Constitución ideal, para mí, debe tener normas generales de las cuales después se dictarán reglamentos fáciles de alterar cuando sea necesario. Esto de que las constituciones no se modifican es un disparate, la Carta Magna Inglesa que es de 1215 – que no es Constitución, pero sí el origen del Derecho Consuetudinario Inglés- , debe haber sufrido unas cinco mil modificaciones, porque el mundo evoluciona, las costumbres evolucionan, incluso hay adelantos técnicos que obligan a repensar ciertas cosas.”

Denuncia la ausencia de un rol educativo de la televisión chilena en este Proceso Constituyente.

“La televisión llega a todos los hogares del país todos los días, durante todo el día, con imágenes y con colores, ¡cómo no ha de tener importancia, por Dios! Y esa es otra de la ignorancia de los gobiernos de la Concertación (porque de la Dictadura yo no espero nada)- … que si Televisión Nacional cumpliera algún papel -fuera de competir con otros canales comerciales-, ir planteando temas generales para la discusión individual en los hogares, hay que usar un medio tan poderoso como la televisión…”

Usted es un hombre de convicciones y de pasiones. ¿Qué sueña Patricio Bañados para este país?

Se conmueve y exclama “¡Qué pregunta, por Dios, mujer!”.

Repasa que tiene tres hijos y seis nietos, que nunca quiso vivir en otra parte, pese a tener las puertas abiertas en Holanda (su mujer es holandesa), en Estados Unidos, en Suiza y en Inglaterra. Es chileno y pertenece a este país al cual ve en un deterioro de costumbres y ausente de una dirigencia verdaderamente inspirada.

“Yo deseo para este país educación y más educación. Deseo la apertura de criterio que manifiestan algunos sectores. Y a la clase política que nos tiene en sus manos les deseo modestia, que se den cuenta que ellos no capitalizan todo el conocimiento y el pensamiento, que está en otras partes, está en los científicos, en los industriales, en los trabajadores, en los estudiantes. Le deseo a mi país un buen futuro, pero, desgraciadamente, a corto plazo, veo un periodo difícil para Chile.”

A los jóvenes les desea “que sean jóvenes” y los felicita “porque ellos hicieron despertar a este país con los pingüinos, aunque los engañaron”, sostiene. Por eso “les deseo que se preparen. La prudencia no es cobardía y el arrojo irresponsable no es valentía. Si al frente yo tengo mil ametralladoras y yo tengo un cuchillo, correr hacia ellos para matarlos no es valentía, eso es una torpeza, porque me van a volar la cabeza. De manera que les deseo prudencia, perseverancia y preparación.

Antes de terminar la conversación, a nombre propio y de muchas personas que quisieran hacerlo le agradezco y reconozco.

Nunca es tarde para el reconocimiento, le digo, y quiero reconocer en usted la valentía que tuvo en un momento histórico tan difícil, poner a disposición de una causa país su credibilidad y enfrentar todos los costos que para usted ha tenido.”

Me advierte que dos o tres veces por semana alguien lo ataja en la calle y se expresa así, no como un astro de la farándula, sino “como tú lo has dicho. Cada vez es menos gente, porque la edad va avanzando y (ríe) cuando me dicen que alguien estuvo enamorada de mí es una abuelita (risas e interrumpo para decir que mi madre no es abuelita), pero también hay nuevas generaciones que no saben lo que ocurrió hace 40 o 50 años y es perfectamente comprensible, ellos son la esperanza de este país.”

Finalmente, le pregunto si lo acompaño a hacer una diligencia que le preocupa.

Abre sus ojos cristalinos y, con una sonrisa galante, responde recitando a Gustavo Adolfo Bécquer:

“¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul.
¿Que es poesía? ¡¿Y tú me lo preguntas?!”, exclama.