Fueron 14.828 votos correspondientes a un 9,13% los que obtuvo la Diputada Marcela Hernando en las últimas elecciones parlamentarias, convirtiéndose en la segunda mayoría a nivel regional y reeligiéndose por cuatro años en el parlamento.

Una votación que resultó inferior a la que obtuvo la propia Hernando en el anterior proceso electoral, pero que igualmente le permitió superar a la mayor parte de los candidatos en una elección con mucha dispersión y en la cual incluso algunos de los parlamentarios electos en la región no alcanzan el 4% de los votos.

Tras la vorágine de las elecciones, la parlamentaria conversó con Diario Antofagasta respecto a su análisis tras el proceso electoral y también de las labores a desarrollar de cara a la segunda vuelta presidencial, que enfrentará a Sebastián Piñera y Alejandro Guillier. Una instancia en la cual asume un rol fundamental en la primera línea del comando del Senador por Antofagasta.

Publicidad


¿Cual es la sensación que le deja a usted la elección en general y el hecho de que la comunidad le haya dado la oportunidad de una reelección en su cargo?

De lo general a lo particular, como país me siento muy contenta. Por supuesto que Alejandro Guillier esté en la segunda vuelta, en segundo lugar que Chile sigue siendo un país de centro izquierda aún cuando la derecha ha tenido gran eficiencia en su votación, sigue siendo el mismo porcentaje de siempre. Más ordenado probablemente y por lo tanto eso me da mucho optimismo de lo que va a ser esta segunda vuelta.

En tercer lugar ya más en lo particular, a nivel nacional estoy un poco perpleja en algunas situaciones. Para mi es triste que personas que eran un aporte en el parlamento se hayan perdido, como Claudio Arriagada, Marcos Espinosa, que tenían experiencia y hay que valorarla, no solo eso. Hay gente que políticamente tiene un respeto transversal, como el diputado hoy en día hasta marzo que es Osvaldo Andrade y una infinidad de personas.

Estoy un poco perpleja que en la región sea la única diputada de la Nueva Mayoría, pero me lo explico en el contexto en que llevábamos mas de una lista, la DC por otro lado, el Patido Regionalista Verde y la figura de dos ex alcaldes, pero esa dispersión todavía mantiene a muchos en el balancín, en algunos lados pidiendo recontar votos por diferencia de votos.

En el plano más personal, ¿a quien le dedica usted esta reelección?

En primero lugar a mi familia, si no fuera por ellos no podría estar en el lugar en que estoy, también a las personas que volvieron a confiar en mi y votaron por mi, a la región y a las nuevas comunas que voy abordar en este distrito que es mas grande que el anterior.


¿Tiene ya definidas sus próximas actividades antes de asumir el próximo periodo?

Hay una serie de proyectos en lo que estamos preocupados, pero en primer lugar la tarea es la segunda vuelta y este trabajo con Guillier es en paralelo con las tareas de siempre, de hecho estoy en Santiago en este minuto. Lo prioritario es que Guillier sea Presidente para continuar con el trabajo, o tendremos que ver como enfrentar el periodo.

Respecto a la segunda vuelta, ¿como evalúa usted la irrupción del Frente Amplio? ¿Hay posibilidad de un trabajo en conjunto en el futuro y de cara a la segunda vuelta?

Hay que recordar que el Frente Amplio es un movimiento que involucra a varios partidos y movimientos, en ese contexto no hay uniformidad absoluta entre ellos, entonces no nos conocemos todavía, conozco a los de la región y creo que son personas racionales y dialogables y creo que no nos vamos a perder, pero al resto no los conozco, falta tiempo en esta relación.

Como diputada reelecta, ¿Cual es su mensaje a la comunidad de la región de Antofagasta?

Una de las cosas que lamento es la poca participación, estaba ilusionada porque vi mucha gente, pensé que íbamos a dar un batatazo, pero a nivel nacional se había estimado 6 millones 800 y votaron 6 millones 600 mil, y eso es menos de lo que votó la gente en la presidencial y parlamentaria anterior, y eso es preocupante, soy de la idea que vuelva el voto obligatorio y facilitar el voto electrónico.