Cuando todavía se mantiene la indignación por el caso de los cachorros lanzados a un pozo de alquitrán, un nuevo caso de maltrato animal se registró en Antofagasta.

En esta oportunidad una gata llamada “Tonka” sufrió graves quemaduras en su cabeza, luego que un hombre identificado como Juan Eduardo Esquer Shanks de 66 años, le lanzó agua hirviendo.

El hecho ocurrió este miércoles cerca de las 17 horas en un domicilio ubicado en calle Esmeralda, lugar hasta donde llegó Carabineros de la 3ª Comisaría de Antofagasta, quienes adoptaron el procedimiento y detuvieron al autor de las lesiones de la gata.

Publicidad

De acuerdo a los antecedentes, la dueña de la gata se encontraba en su habitación, que le arrienda al imputado, cuando observa al hombre que sale con un hervidor en su mano y le arroja su contenido a la gata que se encontraba en el patio.

Ante estos hechos llamó al 133 Fono de Emergencias Policiales, con el fin de denunciar lo que habría ocurrido.

La gata fue trasladada hasta una clínica veterinaria donde fue atendida constatándose que tenía quemaduras de 2º grado en la lengua, nariz y un pulpejo de 4 centímetros, de carácter menos grave sin riesgo vital, quedando hospitalizada para su recuperación.

La fiscal Yasmina Aspe, formalizó este jueves al sujeto imputándole el delito de maltrato animal. El imputado luego de ser formalizado quedó con la medida cautelar de arraigo nacional y prohibición de acercarse a la gatita.

Esquer Shakns, dijo a su defensa no tener muy claro lo ocurrido ya que se encontraba bajo los efectos del alcohol. El detenido no registra antecedentes penales y se dispuso un plazo de investigación de 70 días.