El daño que causa el turismo irregular a la fauna del Desierto de Atacama

La Comunidad Atacameña LickanAntai de Toconao denunció los daños que provoca al ecosistema de la fauna ecoandina del Desierto de Atacama, como son los sectores de Tara, Loyoques y Quepiaco, el accionar de operadores turísticos que acceden de manera irregular a sitios pertenecientes a su demanda territorial.

Mediante un comunicado, desde la comunidad indicaron que en lugares destinados al ganado, se han encontrado residuos plásticos, bolsas de basura, papel higiénico, fecas humanas y destrucción de sitios arqueológicos, especialmente en los sectores de Loyoques y Tara.

Además, de acuerdo con la información entregada por nuestros pastores, se han hallado numerosos llamos muertos, situación que afecta gravemente la tradición pastoril y principal sustento de nuestras familias. Éste accionar tendría directa relación con la llegada indiscriminada e invasiva de operadores turísticos desde San Pedro de Atacama, quienes han visto en estos sitios, alternativas frente al cierre del Salar de Tara, precisamente, a causa de la detección de graves impactos generados por la actividad turística“, indica el comunicado.

Publicidad

Por esta razón es que la Comunidad Atacameña de Toconao acusó inacción de autoridades como Sernatur, Medio Ambiente, Gobernación, entre otras, y que va a ejercer acciones legales y administrativas contra quienes resulten responsables, exigiendo además la prohibición del ingreso de personas no autorizadas y a empresas turísticas a realizar visitas a sectores que no son turísticos.

Son más de trece mil años de actividad ancestral en nuestro territorio, que por la falta de criterio de algunos tours operadores, se ve mermado, ensuciado y contaminado. Como Comunidad Atacameña LickanAntai de Toconao, no renunciaremos a las enseñanzas de nuestros abuelos de resguardar nuestro territorio y el conocimiento que hoy tenemos, lo utilizaremos en proteger los frágiles equilibrios ecosistémicos de los sectores de Loyoques, Quepiaco, Salar de Tara, entre otros“, concluye la declaración de la Comunidad de Toconao.