30 años de labores de Alfonso “Poncho” Flores en el Instituto Obispo Silva Lezaeta

La vida de Alfonso “Poncho” Flores, casado con Olga Toledo y padre de 5 hijos Pamela Flores Rivera, Catherine Flores Fléfil, Felipe, Cristian y Andrés Flores Toledo. Descendiente por parte de madre del ex senador Elías Lafferte, parlamentario que en la década de los 70´s presentó el proyecto de ley de nacionalización del cobre. Hermano de Alejandro Flores, constructor civil y profesor de la pontificia Universidad Católica de Chile.

Sin duda, a él lo mueven dos de sus grandes convicciones. La primera: las comunicaciones, a la cual se entrega lleno de pasión y amor, elementos que lo han hecho tener un sello personal inconfundible y contar con el reconocimiento y respeto de destacados comunicadores de su región y del país.

La segunda, el Instituto Obispo Silva Lezaeta. Fue alumno fundador junto a sus dos hermanos de este establecimiento educacional, donde su padre Desiderio Flores, un reconocido comerciante de la época, creyó firmemente en este incipiente proyecto educativo. Además, fue quien asesoró la compra del terreno donde actualmente se emplaza.

Publicidad

Sus comienzos son en la Radio Calama “La voz del norte grande de Chile”, donde a pesar de su corta edad y en calidad de joven estudiante, le dieron la responsabilidad de ser el lector de noticias, lo cual le permitió alcanzar de forma rápida un lugar importante en una época en que existían locutores de gran nivel. Posteriormente se va estudiar Sociología en la Universidad Católica del Norte, (1972) donde conoce y comparte cátedras con el destacado periodista y sociólogo Alejandro Guillier, así también como el recordado Erick Maluenda ex integrante del grupo folklórico Illapu y del ex alcalde de Calama Nalto Espinosa entre otros.

Por motivos del escenario político que se vivía en esos años. (1973) se produce el cierre de esa carrera hecho que lo lleva a trasladarse a la ciudad de Arica, lugar donde sus padres tenían una empresa de panadería en el mítico edificio Tacora. Es ahí donde Decide postular a la sede de la Universidad de Chile, a estudiar otra de sus grandes habilidades como lo son las artes plásticas. (1975)

Es en esa época, cuando es contratado por Radio Nacional de Chile y el desaparecido Canal Telenorte en las funciones de locutor y conductor del noticiero central respectivamente. De esta forma se transformó en el primer calameño en ocupar tan importante puesto para la época.

A lo largo de su trayectoria ha entrevistado a los más importantes personajes del país, ha viajado por varios países de Latinoamérica conociendo sus diversas culturas con la recordada agrupación Juan XXIII, que dirigía el Padre de nacionalidad española, Luís Gorián.

Experiencia que gesta su visión de poder ser un aporte a nuestro norte. Ahora celebra sus 30 años como funcionario de esta prestigiosa institución formadora. Lugar que es mucho más que su lugar de trabajo, sino una parte importante de su vida la cual llevará por siempre, ya que también está el recuerdo del esfuerzo de sus padres doña Olga Ardiles y don Desiderio Flores para que fuera alguien que contribuyera al desarrollo del territorio que ellos tanto amaban.

El diario caminar por pasillos, patios, complicaciones, descontentos y desafíos. No alcanzan para lo que es el valuarte más preciado, como lo es la interacción constante de tantas generaciones de alumnos y alumnas que hoy, bajo la formación de valores y principios lezaetanos, le dan prestigio a nuestra institución, a nuestra Calama y sin duda a él lo llenan de gran satisfacción.

Hoy en este lugar y momento tan especial. Quiere dar agradecimientos a todos los que han conformado y actualmente pertenecen a la gran comunidad lezaetana y han forjado su historia.
Dios y patria…. Infinitas Gracias