Iglesia autorizó a contratistas de Minera Escondida a ocupar la Catedral de Antofagasta

 

70 trabajadores junto a mujeres y niños se mantienen en el interior de la Catedral de Antofagasta con autorización de la Iglesia, que espera que la empresa se pronuncie.

Documento echa por tierra rumores respecto a supuestos actos violentos por parte de los trabajadores y detalla que la Iglesia velará para que los huelguistas puedan permanecer al interior del reciento sin que intervenga carabineros, hasta que el tribunal del trabajo se pronuncie respecto a la demanda por prácticas antisindicales contra la empresa Compass Catering.

Representantes de la Iglesia Católica y contratistas de Minera Escondida, entregaron este lunes los detalles del acuerdo mediante el cual ambas partes acordaron que 70 trabajadores de la empresa minera extranjera que se mantienen en huelga, podrán ocupar las instalaciones de la Catedral de Antofagasta.

Este documento, al cual tuvo acceso El Diario de Antofagasta, detalla las condiciones mediante las cuales la iglesia autoriza a los trabajadores a permanecer en el recinto, hasta que el tribunal del trabajo se pronuncie respecto a la demanda por prácticas antisindicales de la empresa Compass Catering, contratada por la minera de capitales Anglo Australianos.

En primera instancia, el acuerdo consigna que los trabajadores permanecerán al interior de la catedral, “hasta que el tribunal del trabajo se pronuncie respecto a la demanda que presentaron los trabajadores contra Compass Catering por el no pago de bonos y sueldos adeudados a los trabajadores“, comprometiéndose los trabajadores “al cuidado y el órden del templo Catedral y dependencias de la parroquia“.

Publicidad

Como segundo punto, el padre Ibar Astudillo, en nombre del monseñor Pablo Lizama Riquelme, garantiza “que Carabineros de Chile no ingresarán al templo y dependencias de la parroquia, mientras el tribunal del trabajo no se pronuncie“, esto producto que un importante contingente policial se encuentra afuera del templo.

En el tercer punto, el acuerdo entre los trabajadores y la Iglesia manifiesta que esta última “guardará su total responsabilidad para hacer disponible los caminos del derecho y el cumplimiento de la ley en bien de los trabajadores, y espera de que la empresa Compass Catering guarde el respeto y el cumplimiento de la ley“.

El documento se encuentra firmado entre Jorge Marin y Jorge Gutierrez, por parte del sindicato de Compass Catering, Cristian Arancibia y Agustín Latore por parte de la Federación Minera de Chile, David Arancibia por parte de la Confederación de Trabajadores del Cobre y los sacerdotes Ibar Astudillo, Párroco de la Catedral San José de Antofagasta y el Padre Luis Gustavo Gonzalez.