Las claves para entender el cáncer pueden estar en el Desierto de Atacama

Actividad contó con la presencia del destacado investigador británico Paul Davies, quien es posible candidato al Premio Nobel de Física.

Científicos de renombre internacional, liderados por el candidato al Premio Nobel Paul Davies, junto a investigadores de la Universidad de Antofagasta y de otras instituciones nacionales, se reunieron en un inédito simposio donde durante dos días buscaron construir un puente entre la astrobiología y los estudios sobre el cáncer, con fin de encontrar nuevas curas y tratamientos para esta enfermedad que mata a miles de personas al año.

Complementar y compartir conocimiento científico entre estas dos ciencias que parecen tan distantes como son la astrobiología y la medicina, parece ser algo imposible o muy difícil, debido a sus disimiles objetivos y campos de estudio.

Publicidad

Sin embargo, la conexión entre ambos conceptos ocurre, así lo explica Paul Davies, profesor de la Universidad de Arizona y uno de los principales oradores de la jornada.

“El cáncer no es solo una enfermedad humana, la encontramos en los organismos más complejos. Su origen debe venir desde hace 1 billón de años. Si estamos interesados en encontrar alguna forma de enfrentarlo, necesitamos hablar con los astrobiológos, pues son quienes estudian y piensan en las formas más básicas de vida”.

Desierto de Atacama

El Desierto de Atacama cada día tiene más importancia científica, los astrobiólogos se interesan por el debido a su extrema aridez y ambientes extremos, específicamente por cómo se adapta y florece la vida en esos lugares.

“No pensamos sólo cómo fue el origen de la vida en la Tierra, sino que como puede haber ocurrido en otros planetas también. Sólo entenderemos el cáncer cuando entendamos la gran historia de la vida y cómo ha evolucionado a través de los años”, sostiene Paul Davies.

Simposio

Uno de los objetivos de este simposio internacional, organizado por la UA, fue precisamente reunir a investigadores sobre el cáncer y la astrobiología, pues de esa unión, que recién está comenzando, se espera que puedan surgir nuevos caminos y tecnologías para tratar a los pacientes.

El académico organizador del encuentro, doctor Pedro Zamorano Molina, destacó la importancia de realizar este encuentro en una universidad regional como la UA “es fundamental que nuestros alumnos, académicos e investigadores se nutran de la experiencia de expertos del extranjero, pues estamos en uno de los mejores lugares de planeta para desarrollar la astrobiología”.

Además agradeció la participación del investigador del SETI que se encuentra realizando una pasantía en la UA, doctor Alfonso Dávila, quien gracias a sus contactos pudo atraer hasta la Segunda Región a una serie de científicos de renombre internacional.