Industrias y autoridades se lavan las manos por mala calidad del aire

Una de las situaciones más críticas se vive en Tocopilla.

Tanto el Seremi de Medioambiente, la Seremi de Salud y el alcalde de Tocopilla destacaron que las industrias responsables estarían tomando medidas para disminuir la contaminación que está cobrando vidas de habitantes de la región.

Luego de la difusión de un informe del Ministerio del Medioambiente que reveló que al menos 10 millones de chilenos respiran aire contaminado y altos índices con material particulado,  presentando las comunas de la región cifras cercanas al máximo permitido e incluso superiores en el caso de Tocopilla , autoridades políticas e industrias salieron rápidamente a bajar el perfil a la situación, señalando que se estarían tomando medidas al respecto.

En esta línea, el Seremi de Medioambiente, Hugo Thenoux, asumió una suerte de vocería de las empresas y aseguró que algunas de las industrias contaminantes están realizando inversiones para mitigar la polución, misma versión que comparte la Seremi de Salud, Karen Rojo.

En tanto, el alcalde Luis Moyano de Tocopilla, ciudad que desde hace años vive los graves efectos de contar con una centrar Termoeléctrica en plena Zona Urbana, señaló que las contaminantes industrias instalaron un sistema para disminuir en un 80% la polución emanada al aire, pero en ningún momento cuestionó que la generadora de electricidad, que no abastece a la población sino que a empresas mineras, siga emplazada en medio de la ciudad.

Publicidad

Mientras la visión de las autoridades sigue siendo no eliminar los focos de contaminación sino que contenerlos, desde la ciudadanía la visión es clara en el sentido de que los únicos beneficiados con la presencia de las polémicas centrales son las grandes mineras, varias de ellas privadas y extranjeras, por lo que entregan una pequeña cantidad de sus recursos al desarrollo del país y la región.

Por esta razón, en la región se están desarrollando varias coordinadoras medioambientales que ya han llevado a cabo manifestaciones para presionar a las autoridades políticas y conseguir que de una vez por todas se ponga fin a esta situación.

Cifras alarmantes

El informe presentado por la ministra de medioambiente reveló que mientras el máximo permitido de material particulado en el aire es de 2o microgramos por metro cúbico, en Chile al menos 10 millones de personas están expuestas a una concentración promedio anual superior. Asimismo, se estima que más de 4.000 personas mueren prematuramente al año por enfermedades cardiopulmonares asociadas a la exposición crónica a material particulado. Esta cifra representa más del doble del número de fatalidades por accidentes de tránsito.

En Antofagasta, la concentración de material particulado es de 9 microgramos por metro cúbico, en Mejillones 12, en Calama llega a los 15 y en Tocopilla se eleva a los 25, cifra considerada altamente riesgosa para la salud y letal en algunos casos.