Municipio fumigó dependencias para eliminar plaga de ratones

Desde las 12:00 hrs. del día sábado, las dependencias municipales fueron fumigadas y sanitizadas en orden a cumplir con un proceso iniciado hace dos semanas. Así lo consignó Rodrigo Araya, el administrador del Edificio Consistorial, quien supervisó la correcta intervención de los profesionales, así como de los químicos y medidas de seguridad para no afectar a funcionarios o bienes de uso público.

“La primera etapa fue la semana pasada, el día sábado, en la cual se trabajó en la desratización, y hoy toca la fumigación, que es el proceso de desinfección y sanitización de los espacios y lugares de trabajo,”, explicó el prevencionista de riesgos, quien detalló que para realizar una correcta jornada de aseo, su unidad avisó a los funcionarios municipales con fecha 05 de junio, un día antes de que se mencionara públicamente la presencia de roedores en el Concejo Municipal.

Publicidad

Así lo confirma un documento de la Dirección de Emergencias y Operaciones, que presenta a la empresa O-DOS LTDA como la encargada de prestar el servicio, entregando además indicaciones a departamentos y direcciones para resguardar efectos de oficina y personales, así como estaciones de trabajo. Araya explicó que las tareas de limpieza total del espacio de trabajo se hace como mínimo dos veces al año, agregándose más operaciones en caso de detectarse insectos u otro tipo de amenazas sanitarias.

“Hace dos semanas funcionarios de la Dirección de Administración y Finanzas mencionaron un problema, al cual se le buscó de inmediato una solución; se contrató el servicio de fumigación y desratización para realizar en las dependencias, y por fechas posteriores aparecieron algunas denuncias, cuando el trabajo ya estaba realizado”, puntualizó el profesional, destacando que al momento de la fiscalización de Salud no se detectaron roedores.

Las medidas de seguridad para la fumigación requieren que todos los funcionarios abandonen sus puesto de trabajo, porque los productos químicos, insecticidas y sanitizantes provocan reacciones negativas al cuerpo humano. Es así que el proceso se hace sin personas trabajando, previo a funcionarios de Aseo cubran computadores y protejan documentación importante.