Inminente colapso: Región de Antofagasta tiene solo 6 camas UCI disponibles y sumó el 32% de todos los contagios en la última semana

La ciudad de Calama continúa con todas sus camas UCI ocupadas, lo que ha obligado al envío de especialistas desde Antofagasta para brindar apoyo frente al colapso, mientras que en la capital regional solo quedan 6 camas UCI. La región sumó 9 fallecidos y 287 casos en las últimas horas sumando 1.775 en la última semana, lo que implica que el 32% de todos los casos se han registrado en los últimos días.

Una situación crítica es la que está viviendo la región de Antofagasta en el marco de la pandemia del coronavirus, registrando las mayores cifras de nuevos contagios y alto número de camas críticas ocupadas.

De acuerdo a lo informado por la autoridad sanitaria, se registraron 287 casos nuevos en la jornada del 18 de junio, la detección más alta en un día después de la del miércoles, cuando a los 126 casos nuevos de ese día se sumaron 472 que no estaban en los registros producto de falta de actualización en las cifras del Gobierno.

De esta forma, la región suma un total de 5.528 casos, de los cuales el 32% correspondiente a 1.775 ocurrieron solo durante la última semana.

Publicidad

Una situación que ha exigido el sistema de salud al máximo, al punto que si bien la autoridad sanitaria no dio el dato en conferencia de prensa, este medio tuvo acceso al informe de este jueves sobre ocupación de camas críticas, la cual da cuenta que toda la región cuenta con solo 6 camas UCI disponibles de un total de 134, lo cual implica una ocupación de un 95,5%.

La totalidad de estas camas UCI correspondían al Hospital Regional de Antofagasta, mientras que en el sistema privado todas las camas UCI figuran como ocupadas. En el caso de Calama, no existe ninguna cama UCI disponible.

En lo referente a camas UTI, la región tiene solamente 14 disponibles de las 48 disponibles en total del sistema integrado de salud, lo cual indica que en total existe una ocupación de camas críticas (camas UCI y camas UTI) de un 89%.

La crítica situación llevó a que el Intendente de Antofagasta, Edgar Blanco, se trasladara a la ciudad de Calama, así como también Profesionales del Servicio de Salud regresaron a esa comuna para definir protocolos de acción y estructurar la llegada de nuevos profesionales que reforzarán el funcionamiento del Hospital Carlos Cisternas.

La Subdirectora de Gestión de Redes Asistenciales del Servicio de Salud de Antofagasta, Dra. Jocelyn Castillo, indicó que se trabaja en la estrategia e integración de medidas oportunas para la atención de los usuarios de la Red Asistencial. “La habilitación de nuevas camas y el traslado de pacientes hacia otros centros de atención son prioritarios para dar respuestas a la emergencia sanitaria que se vive”, comentó.

En este sentido, señaló que actuar con prontitud es clave. “No estábamos acostumbrados al ritmo de esta pandemia, que es muy rápido y por ello todos los procesos se deben agilizar al máximo. Hoy estamos trabajando para que la provincia de El Loa pueda tener disponibilidad de camas y en el caso de no poder articular aquí o no tener la suficiente capacidad para poder derivar en forma efectiva y pronta a Antofagasta, fuera de la región también es una opción”.

Una situación que se está graficando también en las cifras de fallecidos, que este jueves subieron a 89 en la región, donde actualmente la comuna de Calama se encuentra en cuarentena con un excelente cumplimiento de los ciudadanos, tras reclamos que se extendieron durante semanas por parte de sus habitantes cuando los casos eran bajos, pero que solo se decretó cuando el número de contagios registró un aumento explosivo.

En el caso de Antofagasta, la cantidad de personas contagiadas sigue creciendo, sobre todo luego que el pasado 29 de mayo se levantara la cuarentena en la ciudad, que tuvo una duración de tres semanas, done también existió mayoritario cumplimiento de la comunidad y existieron fuertes críticas a la decisión de las autoridades de levantarla, así como también se cuestionó la estrategia del Gobierno de aplicar cuarentenas parciales, selectivas por comuna.

Lo anterior, considerando además que en la región las cuarentenas aplicadas son solamente parciales, por cuanto en todo momento continúan operando diversos servicios básicos y también la actividad industrial, portuaria y minera. Esta última, aprobada por las autoridades a pesar de no ser considerada un servicio crítico, con permisos especiales que generan largos atochamientos y aglomeraciones en los accesos de las ciudades y también en los aeropuertos, producto de la conmutación laboral con miles de trabajadores que entran y salen desde la región en función de los turnos mineros.