Alcaldes de la región de Antofagasta lanzan “último llamado” a Piñera

La falta de respuestas por parte del gobierno a la demanda de más recursos, genera molestia entre los alcaldes de la región.

Ediles emitieron declaración donde hacen un “último llamado al gobierno del Presidente Piñera” y aseguran que de no encontrar respuestas accionarán una “ofensiva ciudadana”. Medida está en sintonía con posición adoptada por la Asamblea Ciudadana de Calama.

Si bien la Asamblea Ciudadana de Calama ya había adelantado que esperarán lo que queda de julio para contar con una respuesta del gobierno a la demanda de generar un mecanismo legal que permita a la capital loína ser partícipe de la riqueza del cobre que genera, ahora fueron los alcaldes de la región los que hicieron un “último llamado al Presidente”.
Los jefes comunales de la región firmaron en su última reunión, realizada en Antofagasta, una declaración donde plantean este “último llamado al gobierno del Presidente Piñera a realizar esfuerzos concretos en la búsqueda de caminos que signifiquen allegar recursos a estas comunas que tanto aportan con su riqueza al país”.
“Alternativas hay de sobra y las propuestas las hemos puesto en la mesa. Entendemos que sólo es cuestión de ‘voluntad política’ implementarlas a la brevedad”.
En su último párrafo señalan también que “demás está decir que si no encontramos respuesta a este llamado en tiempo prudente, como representantes de las comunas de la región accionaremos una ofensiva ciudadana para hacer notar nuestro descontento”.
El documento, que está con fecha 6 de julio, fue firmado por los alcaldes de Calama, Antofagasta, María Elena, Mejillones, Sierra Gorda, Ollague y San Pedro de Atacama y da cuenta también de que han dado por superada la discusión sobre el denominado Fondenor, planteando “que no satisface las necesidades y requerimientos hechos por las ciudades de la región”.
Esta determinación va de la mano con la postura adoptada por la Asamblea Ciudadana de Calama, que prepara movilizaciones para agosto, mes en que conmemora tres años desde el nacimiento del Movimiento Ciudadano calameño.