Consorcio estadounidense se adjudica Instituto de Tecnologías limpias en Antofagasta generando duras críticas

Decisión del Consejo Directivo de Corfo que deja fuera a empresas y universidades locales fue considerada como "un duro golpe para la Región de Antofagasta" por parte de la Asociación de Industriales de Antofagasta. Por su parte Director Regional de Corfo la calificó como "un logro".

El Consejo Corfo adjudicó este lunes el Instituto de Tecnologías Limpias (ITL), el mayor centro de Investigación y Desarrollo (I+D) que estará ubicado en la Región de Antofagasta, a un consorcio liderado por AUI (Associated Universities Inc).

El Consorcio, conformado por 9 universidades estadounidenses tiene además como asociados a distintas empresas mineras y de energía, mayormente del extranjero, así como universidades privadas.

De esta forma quedaron fuera los otros tres postulantes, entre ellos la Corporación Alta Ley, integrado por la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA), las Universidades de Antofagasta y Católica del Norte, además de distintas universidades del Estado y empresas.

Publicidad

La decisión adoptada por Corfo fue lamentada por diferentes autoridades regionales y gremios de la región.

Desde la Asociación de Industriales de Antofagasta, indicaron mediante una declaración pública que esta determinación “es un golpe directo a la región de Antofagasta”, señalando que en el proceso no hubo oportunidad de presentar los contenidos de la propuesta al consejo directivo. Por esta razón solicitan que el proceso sea reevaluado.

También se refirió al respecto el Senador Alejandro Guillier, quien expresó que “Es una vergüenza que el Gobierno haya adjudicado el Instituto de Tecnologías Limpias de Antofagasta a un consorcio norteamericano. Sebastián Piñera pasará a la historia por haber esquilmado el desarrollo científico de Chile. Esto es parte de su “legado”.

También se refirió al respecto la destacada investigadora de Antofagasta Cristina Dorador, quien se preguntó: “Destruir el Salar de Atacama, llevarse el litio, no fabricar ni una pila, hacer acuerdos, concursar los fondos, pedir (rogar) que quede algo en Antofagasta y como respuesta le dan los fondos a un consorcio estadounidense ¿Cómo se llama la obra?”.

Una visión distinta a la expresada en la región tuvo el director regional de Corfo, Luis Alberto Gaete, quien manifestó que “estamos muy felices” y que “nos va a ir bien”.

El político manifestó además que según su visión, “esta es una contribución más para que Antofagasta sea la primera región de Chile en alcanzar el desarrollo, pero para ello debemos hacernos parte de este logro como actores locales y generar lazos con esta nueva institución“.

En los próximos 10 años considera una inversión total de US$ 265 millones, en donde el aporte por contratos de SQM será del 54%, mientras que el de AUI será de 46%. Entre estas contribuciones también se cuentan las de empresas como Colbún, Enel, AES Gener, Enaex, entre otras. Después de ese período, el costo total del ITL será de cargo del propio instituto.

AUI tiene 74 años de existencia y sus investigaciones han generado cuatro Premios Nobel. Cuenta con una sólida presencia en Chile y en la región, y ha invertido US$ 1.400 millones en el Observatorio Alma, y además se encuentra construyendo un segundo telescopio por US$ 140 millones