Seremi de Educación de Antofagasta afirma que “es una obligación el retorno a clases presenciales”

Titular regional de educación afirmó también que los estudiantes que rindieron la PTU no corren riesgo de contagio.

Miles de jóvenes estudiantes de las distintas comunas de la región realizaron durante los días 4 y 5 de enero la Prueba Transición Universitaria (PTU) correspondientes al primer tramo, conforme a la estrategia sanitaria que efectuaron los ministerios de Salud y Educación para evitar aglomeraciones en los centros de rendición de los exámenes.

En conversación con El Diario de Antofagasta sobre la PTU, el seremi de Educación de la Región de Antofagasta, Hugo Keith, dialogó acerca de las medidas que se tomaron para la rendición de los exámenes para los jóvenes de la región y manifestó sus proyecciones en cuanto a la modalidad de las clases durante este 2021.

Las pruebas se llevaron a cabo bajo el contexto de las manifestaciones de alumnos secundarios en contra del examen, incluso con el llamado de la ACES a boicotear su rendición que generó la pronta reacción del gobierno, que se abocaron en apaciguar el ambiente frente a los llamados que peligrarían su normal realización.

Publicidad

Respecto a las medidas de seguridad que se aplicaron en calles aledañas a los centros de rendición y frente a una posible “funa” de la PTU, Keith enfatizó que “diría que en Antofagasta no (riesgo de funa), se tomaron las medidas que se indicaban, nada más. Son parte de procesos normales, la experiencia del año pasado implicaba una posibilidad de que ocurriese algo, afortunadamente no ocurrió nada. Independiente si haya algún tipo de manifestación entorno a las pruebas, siempre ha estado Carabineros al servicio y cuidado de los postulantes”.

Acerca del riesgo que significaba la exposición de los jóvenes a salir de sus casa, tomando en cuenta el complicado momento sanitario de la región (especialmente Antofagasta), el seremi afirmó que “la prueba se determinó hace bastante tiempo con distintas situaciones en distintas comunas del país. La finalidad que tiene la separación de dos grupos es minimizar la cantidad de alumnos por sala de clase. En salas diseñadas para 40 alumnos, hay 12 o 13 ocupándolas con una separación importante y mascarillas. Si hubiese un alumno con síntomas, existen los protocolos en el que se separan del grupo para evitar los riesgos asociados”.

Además, el seremi aclaró que existirán fechas especiales para aquellos alumnos que están contagiados de covid-19, contacto estrecho o cumpliendo cuarentena, podrán rendirla sin problemas ni riesgos.

Frente a la consulta de que un eventual éxito de la realización de la PTU logré cimentar un futuro regreso a clases en la región, el jefe regional de la cartera de educación enfatizó que “es una obligación el retorno a clases presenciales. Los establecimientos tienen hasta el 8 de enero para presentar su plan de retorno que deben estar preparado para cualquier eventualidad que se presente. Ha sido un buen ensayo (PTU) para ver como funcionan los colegios con todos sus cursos operando con la mitad de su aforo y en tramos entre los distintos niveles. Es una base que puede servir como ejemplo, para que eventualmente los establecimientos puedan practicarla”, cerró Keith.

Cabe recordar, que durante esta jornada se llevarán a cabo las pruebas correspondientes al segundo tramo de postulantes. En la región se estima que un total 9107 estudiantes rindan la prueba, que hasta el momento se ha realizado con normalidad en las distintas comunas de la región de Antofagasta.