Solidaridad que traspasa fronteras: Masivas muestras de apoyo a las protestas en Colombia desde Antofagasta

Distintas movilizaciones se realizan en Antofagasta, que posee una extensa colectividad colombiana, en apoyo a las movilizaciones en ese país. El tradicional ancla de la ciudad amaneció pintada con los colores de Colombia, en un hecho que causó polémica.

Imagen de: Colectividad Colombiana

Distintas muestras de solidaridad se han producido en Antofagasta con las manifestaciones sociales que se han generado en Colombia desde el 28 de abril, a causa de las medidas implementadas por el Gobierno del presidente Ivan Duque, las cuales han dejado un total de 37 personas asesinadas, mas de 1700 casos de violencia policial, 376 personas desaparecidas y 10 víctimas de violencia sexual, según datos recaudados por el Instituto de Estudio Para el Desarrollo y la Paz.

Muchos colombianos residentes en el extranjero han convocado a movilizaciones y a actos simbólicos, en pro de apoyar esta causa. Es el caso de Antofagasta, la extensa colectividad de Colombianos en Antofagasta ha realizado velatones por las víctimas de la represión policial, así como tmabién se convocó a una marcha durante este viernes 7 de mayo en el sector de la Plaza de la Revolución (ex Plaza Sotomayor) hacia el Consulado de Colombia, a las 18:00 horas. Paralelamente distintas actividades, se realizarán en varias ciudades de Chile para pedir el cese a la violencia por parte de agentes policiales, el respeto por los derechos humanos y en apoyo a las protestas en Colombia.

Asimismo, durante este viernes la tradicional ancla de Antofagasta amaneció pintada con los colores de la bandera colombiana, un hecho que ha causado polémica en la ciudad. Al respecto, la colectividad de colombianos en Antofagasta aclaró que no tuvieron participación en ese acto, pero que agradecen las muestras de solidaridad que han expresado también los antofagastinos, que ven claras similitudes entre las violaciones a los Derechos Humanos que comete el Gobierno colombiano, con las cometidas por el Gobierno de Sebastián Piñera en Chile durante elestallido social.

Publicidad
Prensa Opal

Colombianos en Antofagasta apoyan movilizaciones en su país

Jorman Zuluaga, trabajador independiente y que hace cuatro años viven en Antofagasta, plantea que ser espectador y no poder colaborar es frustrante. “Mis padres viven en un sector de concentración en Cali, donde todos los días se ve como la policía mata a conocidos, personas con quien me crie, es muy triste. Lo peor de todo, es que esas muertes quedaran en la impunidad porque la justicia en Colombia no aplica para los pobres”, señaló.

Y es que, a pesar de los diferentes registros que hemos visualizado a través de las redes sociales sobre la violencia desmedida por parte de las fuerzas de orden y la cantidad de personas asesinadas, la Fiscalía General de la Nación, de dicho país, judicializará a la policía por tres homicidios durante las revueltas. Esto luego de que las investigaciones revelaran la participación de agentes del estado. Así lo anunció el Fiscal General Francisco Barbosa Delgado, al portal informativo El Tiempo.

En la misma línea, María Fernanda Aguirre, estudiante de licenciatura en ciencias sociales de la ciudad de Cali, Colombia, manifiesta que la administración del presidente Duque junto al general Eduardo Zapateiro, comandante del Ejército Nacional, buscan controlar el orden público a través de la represión que ha ido escalando. “A medida que el paro evolucionó y a esto me refiero a su continuidad y mayoría con la que asistía la población a los diferentes puntos de concentración, donde Cali y otros municipios del Valle fueron constantes, así mismo fue evolucionando y escalando el accionar por controlar y restablecer el orden público”, explicó.

Registro recopilado de un ciudadano colombiano

También comentó que la mayor preocupación de la comunidad es que las autoridades buscan razones para poder legitimar dicho accionar. “A medida que avanzan los días de movilización han tratado de incitar a la población a que reaccione de manera violenta, con el objetivo de implementar un estado de excepción y que se conoce por la Constitución Política, como el estado de conmoción interior”, dijo.  

Según la Constitución colombiana, el estado de conmoción interior es un estado de emergencia que puede ser declarado por el presidente de la República, cuando existe un eminente riego del orden público y se desea recuperar el control de la situación social. Esto le atribuye ciertas facultades al presidente, entre esas restringir las marchas sociales, limitar a los medios de comunicación para informar, interceptar comunicaciones y suspender a mandatarios locales. Por lo que la ciudadanía y algunos partidos políticos aseguran que la crisis se podría agudizar al implementar esta medida, ya que no da solución a las demandas de la población.