Minera Escondida aumentó sus ganancias y pago de impuestos en más de un 400% gracias al alto precio del cobre

Aumento de ingresos y contribuciones al fisco se produjeron a pesar de que la minera disminuyó su producción de cobre. Desde la empresa indicaron que los resultados se deben "al cuidado de la salud y seguridad de todos los equipos de Escondida" en el marco de la pandemia.

Minera Escondida informó que redujo su producción pero aumentó sus ganancias y pago de impuestos durante el año en curso en comparación al año anterior.

De acuerdo a cifras proporcionadas por la compañía emplazada en la región de Antofagasta y operada por la angloaustraliana BHP, la producción de cobre en los primeros tres meses de 2021 alcanzó un total de 256.227 toneladas, compuestas por 209.592 toneladas de cobre contenido en concentrados y 46.635 toneladas de cátodos de cobre. Ello significó una reducción de 14% en comparación con el mismo período de 2020, cuando la producción fue de 297.219 toneladas.

Desde la empresa indicaron que la menor producción se debió principalmente a la menor ley de alimentación a plantas y a la menor cantidad de mineral enviado a lixiviación, dado que durante la contingencia por COVID-19 se ha priorizado la alimentación a plantas concentradoras.

Publicidad

Asimismo, los ingresos ordinarios asociados a ventas sumaron US$ 2.384 millones, lo que representó un aumento de un 88% en comparación al mismo periodo del año 2020. Esto se debió principalmente al mayor precio del cobre. Los costos (excluidos costos financieros netos) fueron de US$ 967 millones, cifra muy similar a la del mismo periodo del año 2020.

El resultado por actividades de la operación fue un ingreso de US$ 1.417 millones, lo que representó un aumento del 370%. Entre enero y marzo Minera Escondida contabilizó impuestos a la renta e impuesto específico minero por un total de US$ 430 millones, un 408% más que en el año 2020.

A ello se añade el pago de US$ 121 millones en impuestos por distribución de dividendos. La ganancia neta del periodo, en consecuencia, fue de US$ 974 millones, un 411% mayor a la obtenida en igual período de 2020.

Desde Minera Escondida indicaron que “estos positivos resultados fueron posibles gracias al cuidado de la salud y seguridad de todos los equipos de Escondida, que han demostrado una enorme capacidad para enfrentar el desafío de la crisis sanitaria por COVID-19. Ello nos ha permitido mantener la continuidad de la operación, los niveles de producción y nuestro aporte a la economía de la región y del país“.