Universitarios de Antofagasta expondrán en Colombia un análisis sobre los movimientos sociales

Tres jóvenes estudiantes de la carrera de Periodismo en la Universidad Católica del Norte darán a conocer a sus pares de latinoamérica un análisis titulado “Movimiento estudiantil chileno de 2011 y su influencia en las reivindicaciones ciudadanas desde los márgenes regionales” contemplando conflictos de Aysén y Calama.

Un análisis sobre los movimientos sociales y regionales que se manifiestan cada vez con mayor fuerza en el país, es lo que expondrán en un Congreso de Opinión Pública a realizarse en Colombia, los representantes de Antofagasta.

Mediante una ponencia realizada en el Liceo Marta Narea, actualmente en toma, los estudiantes Claudia Maluenda, Javier Ramos, Camila Vargas y la académica Constanza Yáñez, explicaron su análisis desde la perspectiva periodística  de la relación existente entre el movimiento estudiantil y movientos regionales.

Publicidad

Según indicaron, actualmente varios liceos de nuestra ciudad están en toma, siendo uno de los ejemplos del inconformismo existente en el país frente a la desigualdad, capitalismo y lucro en la educación chilena. En el sur de Chile, la Región de Aysén vive constantes enfrentamientos debido a la instalación de termoeléctricas en el lugar.

En el norte, Calama vive un conflicto latente por el centralismo arraigado que lo tiene sin ganancias y una calidad de vida que deberían tener frente a los ingresos de cobre que generan día a día.

Existió un punto de “paso de la indignación a la acción para la toma del puente de Aysén” y hay una importancia de los medios comunicacionales para el país, ya que los movimientos se levantan cuando están presentes en los titulares y las portadas, haciendo que las personas comenten la situación y sea un tema en boca de todos.

Un foco comunicacional importante en la lucha, fue la labor realizada por la Radio Santa María en Aysén, la que influyó de manera muy positiva, porque de otro modo el levantamiento de justicia hubiese durado menos sin tener el apoyo y por ende, conocimiento por las demás regiones.

Igualmente, manifestaron que hay un creciente descontento ciudadano y una necesidad de organizaciones lo que da paso a generar debates, considerando que la “Liberación y el Malestar social” son la “Salvación” y que una sociedad debe ser el resultado de la suma de solidaridad y comunicación.

Asimismo, indicaron que existe un malestar social ante un gobierno que no es querido por el pueblo. En marzo de 2011 hubo un llamado a movilizaciones, con un ímpetu por parte de los estudiantes para que se siga desarrollando y muchos de ellos aun continúan.

Por su parte, Calama es una lucha que continúa y la unión de Trabajadores y estudiantes, un factor positivo según afirman los universitarios, quienes señaaron que en esa ciudad se realizan reuniones en el centro de los trabajadores y por eso el movimiento no duerme. La petición es clara: el 5% de los excedentes del cobre y las demandas son apoyadas completamente por la ciudadanía, razón para que cada vez que decidan paralizar Calama, todos colaboran con el proceso, en las calles, casas, trabajos y con la voz y las fuerzas firmes.

Además señalaron que “El centralismo presente desde la época de la dictadura” y ello hace que esto ocurra, siendo Aysén otro punto a tomar en cuenta. Bajo este análisis participó en entrevista Claudia Tomas, locutora de la Radio Santa María, que se convirtió en el medio oficial de los habitantes de Aysén ante la censura de los medios oficiales, quien indicó que claramente hay una indignación que dio paso a la acción.

La represión y la visión panóptica de las clases dominantes

Por otra parte,el análisis de los comunicadores antofagastinos explica que en el gobierno, mediante la Ley Hinzpeter, establece encarcelar por manifestarse, por realizar tomas de colegios y universidades, y es un agravante al hecho usar capucha, por lo que todos están envueltos en un difícil juego de contrarrestar.

Javier Ramos explicó a los presentes, integrados por estudiantes mayoritariamente e interesados en la sociedad, que “se usa el derecho social como una herramienta”.

Como ejemplo, indicó que el 29 de agosto hubo un paro comunal en Calama y José Mardones es un personaje clave en esto, ya que es el Presidente de la Central Única de Trabajadores, CUT, y ha habido una detención muy selectiva hacia él.

Las “conclusiones no definitivas” que establecen desde estos puntos específicos, son que el país desde la dictadura se ha visto afectado con generaciones lesionadas, y cuando ésta cambió, con ella lo  hizo la educación cívica, lo que generó un miedo colectivo y represión en las aulas.

Globalmente, el modernismo hizo que esta sociedad esté marcada por una sociedad conformista.

Cabe recordar que el modernismo surge como un movimiento social y cultural donde nuevos aires surgen en cuanto a la literatura, la búsqueda personal, entre otros, y que tuvo su gran momento a fines del siglo XIX y principios de XX y que aun es un debate situarlo finalizado, ya que nos permitimos a pensar que estamos en un mundo posmoderno y algunos aun lo sitúan dentro del mismo.

Sin embargo, los “actores sociales” presentes en esta sociedad “son los trabajadores  y profesores, quienes se hacen parte, entre otros”. El mercado tiene una monopolización de poder político en el congreso y está violentada por fuerzas de orden público.

Finalmente, llamaron a detenerse unos minutos, quizás no sea mucho el tiempo existente para que la ciudadanía se concientice y apoye una causa y lucha justa el país, cuyos objetivos están más cercanos de lo que creemos.