A fin de mes comienzan los cobros de peaje en la ruta que une Antofagasta y Mejillones

Los cobros comenzarán a ejecutarse a contar del fin de este mes.

Costos en los viajes para los automovilistas se incrementarán en $500 pesos para acceder al Aeropuerto y $800 pesos para viajar hasta Mejillones, temiéndose además alzas en los costos de los pasajes de buses. Autoridades comunales y parlamentarios emplazaron al Ministro Laurence Golborne a cumplir su promesa de crear un mecanismo de compensación ante la ausencia de vías alternativas a las autopistas concesionadas.

A fines del presente mes comenzarán los cobros de peaje en la ruta que une Antofagasta con el Aropuerto Cerro Moreno y el enlace a Mejillones, luego del anticipo en la entrega de la primera etapa de las obras por parte de la empresa concesionaria Autopistas de Antofagasta,

El primer tramo, considera 35 kilómetros de doble calzada, que conectan la salida de Antofagasta con el cruce de ingreso a Mejillones. Si bien su entrega estaba estipulada para marzo del 2013, los avances en las obras harán posible que sean entregadas durante este mes, quedando además la empresa en condiciones de iniciar los cobros de peajes.

Los valores que tendrán que pagar los conductores de automóviles y camionetas varían entre los $500 pesos para acceder al Aeropuerto, $800 para acceder a la ciudad de Mejillones, mientras que en el caso de los buses y camiones, los valores se acrecientan llegando a los $23.600 pesos para los camiones sobredimensionados que deseen acceder a Mejillones.

Publicidad

Preocupación

Algunos de los precios de los peajes.

La medida ha generado preocupación en autoridades políticas de la zona, considerando que en el tramo Antofagasta-Mejillones no existen rutas alternativas para que los automovilistas que lo deseen puedan viajar sin pagar y así evitar el incremento en sus costos de viaje.

En este sentido, el alcalde de Mejillones, Marcelino Carvajal, manifestó que hace poco que el ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, había comprometido un subsidio para el transporte público que a la fecha no se concreta, lo cual podría redundar en un alza de precios para los cientos de personas que diariamente se desplazan en buses a Antofagasta.

Por su parte, el Senador José Antonio Gómez (PRSD), explicó que en caso de que el gobierno no cumpla con su compromiso de dar una salida legal para compensar a los habitantes de Antofagasta y comunas aledañas que a diario utilizarán las autopistas, existe un acuerdo de la Comisión del Senado de votar el Proyecto para llevarlo a Sala y aprobarlo, obligando a las concesionarias a que se hagan cargo de las dificultades que se producen cuando no hay vías alternativas.

El proyecto global de las autopistas en Antofagasta considera la pavimentación de 200 kilómetros a un costo de US$344 millones, asfaltando la ruta B-400; instalando doble calzada del tramo entre Uribe y Carmen Alto e incorporando terceras pistas en Ruta 26, además del mejoramiento de las condiciones de seguridad, incorporando enlaces y estructuras a desnivel, intersecciones a nivel reguladas, construcción de calles de servicio, iluminación y pasarelas peatonales. La empresa estima que estas últimas sean entregadas en septiembre de 2013.