“Donde no hay público ni gente” es el espacio para la artesanía en Antofagasta

Artesanía es no utilizar máquinas en el trabajo – en este caso, en fabricar un objeto en el que cada pieza es distinta a las demás. La artesanía como actividad material se suele diferenciar del trabajo en serie o industrial.

En este arte está vinculado a una serie de finalidades del objeto con los juegos de ingenio de madera, los collares de semillas he hilos, la orfebrería, entre otras. Como es el caso de Juan Díaz, quien en Antofagasta realiza artesanía en madera creando juegos de ingenio, un talento particular que debe estar integrado en nuestra sociedad para desarrollar nuestra mente y distraerla.

Sin embargo, asegura que no se le entrega la oportunidad en nuestra ciudad, o se le da a medias. Cuenta que así le ha ido en el municipio y con el gobierno, viéndose obligado a vender sus productos en la periferia, donde no hay público ni gente.”

Publicidad

En tanto, María Maturana está molesta. Ella es presidenta de la Asociación Gremial denominada “Tesoros Humanos Vivos” y Presidenta de la Ong Centro de Prevención del Consumo de drogas y alcohol, las cuales en la actualidad desarrollan programas de intervención temprana, especial, con objeto de rescatar y salvaguardar a los productores de las Artes, Oficios Culturas Chilenas.

Ella nos cuenta que la sociedad artesana en la ciudad es “discriminada. Toda vez que solicitamos permisos para participar y desarrollar nuestras actividades comerciales, exposiciones de ferias artesanales itinerantes, en donde ellos muestran sus obras, productos artísticos culturales y costumbristas de interés pública, son discriminados.”

Los artesanos han ido a conversar con diferentes personas para solucionar este conflicto y establecerse en forma pacífica a compartir sus objetos. Han asistido a los productores de Artesanías Chilenas, a nivel nacional, “debido a que desde el año 1991, a la fecha, hemos realizado gestiones, con las autoridades de turnos, como los alcaldes de municipalidades, directores del Consejo Nacional de la Cultura, gobernadores, gobiernos regionales, y hasta en Congreso Nacional y muchos otros, con objeto de ayudar y contribuir a que se les faciliten permisos municipales a los trabajadores artesanales, quienes han sido excluidos de los lugares, plazas, parques, museos, bordes costeros, muelles y otros espacios públicos, de origen en donde solían ganare la vida honradamente y llevar el sustento a sus humildes familias de estrato social muy bajo y carencia da de todo tipo de necesidades básicas elementales para la sobre vivencia humana.”

Otra forma de disciminación que aseguran sufrir los empresarios, Ademas son discriminados toda ves que solicitan permisos municipales para participar y desarrollar sus actividades comerciales, exposiciones de ferias artesanales itinerantes, en donde estos muestran sus obras, productos artísticos culturales y costumbristas de interés publica.

y como si todo lo señalado fuese muy poco, son perseguidos por carabineros, quienes decomisan sus trabajos, obras de artesanías,haciendo acreedores de una multa, que de no pagar en fechas indicadas son encarcelados como si fueran delincuentes.

Así, este bello arte y creación se distingue de la industria, como dice Eutimio Tovar Rodríguez que es “toda técnica manual creativa, para producir individualmente, bienes y servicios” y por lo tanto ha definido industria como “toda técnica mecánica aplicada, para producir socialmente, bienes y servicios”.