Urnas vacías: Histórica abstención electoral en Antofagasta

En la mayoría de los casos, los vocales de mesa vivieron una aburrida jornada, de ocio, que se vio interrumpida ocasionalmente con la llegada de uno que otro votante.

Antofagastinos entregaron un categórico mensaje de rechazo a todas las candidaturas, evitando acudir a los locales de votación, al punto que casi un 70% no acudió a votar. Entre el 30% que si votó, resultó electa la ex Seremi de Salud, Karen Rojo, convirtiéndose en un inédito triunfo de la derecha en la ciudad.

La mayoría de los habitantes de la región de Antofagasta optaron por no elegir a ningún candidato, evitando acudir a las urnas durante el denominado “Súper Domingo” en el marco de las elecciones municipales.

Desde tempranas horas de la mañana la lentitud en lo que respecta a la afluencia de votantes caracterizó el proceso, al punto de que en diversos locales de votación se apreciaran escenas de mesas completamente vacías, vocales aburridos jugando con sus celulares y urnas con escasa cantidad de votos.

No solo los dedos entintados quedaron en el pasado, sino también las colas a la hora de votar, revelando el escaso interés de los habitantes de La Perla del Norte con los candidatos, fenómeno que además se repite a nivel nacional.

Publicidad

Las cifras

Según la información del Servicio Electoral, en Antofagasta podían emitir su voto 239.540 personas. Sin embargo, sólo 74.800 acudieron a las urnas,  emitiendo un voto válido solamente 71.948, equivalentes al 30,04% de los antofagastinos en edad de votar.

Se trata de un inédito índice de abstención, considerando que en las elecciones municipales del año 2008 votaron en Antofagasta 90.760 personas. Por tanto, 18.812 personas que antes votaron ahora no lo hicieron, un número que podría haber cambiado totalmente los resultados de la elección. La situación se agudiza considerando que en esta oportunidad el universo electoral es mucho más amplio ante la inscripción automática, por lo que hablamos de la elección menos representativa de las últimas décadas.

Sin embargo, la mayoría que decidió omitirse en las urnas no será quien dirija la conducción comunal, sino que aquellos que si acudieron a expresar su preferencia por un candidato. Así, entre aquellos que votaron, la ex Seremi de Salud y renunciada militante de Renovación Nacional, Karen Rojo, derrotó por amplio margen a la candidata de la Concertación Marcela Hernando.

De acuerdo al último cómputo, considerando solamente el reducido grupo de los votos válidamente emitidos, la candidata independiente alcanzó un 47,89%, seguida por Marcela Hernando con un 29,11%. Por su parte Eslayne Portilla alcanza un 12,36%, Robert Araya 5,66%, Carlos López 3,65% y Guillermo Acuña 1,31%.

Los porcentajes que no se mencionan

Ahora bien, si queremos conocer los porcentajes reales considerando todas las opciones posibles en esta elección, incluyendo los votos nulos, en blanco o a quienes decidieron no ir a votar, los porcentajes cambian drásticamente.

Así podemos apreciar que entre el universo total de votantes, el 69,96% de los antofagastinos optó por no acudir a votar, el 0,9% votó nulo y el 0,28% en blanco, con lo que 179.444 personas equivalentes al  71,15% de los antofagastinos aptos para votar decidieron no votar por ninguno de los candidatos.

En este contexto, solo un 14,38% real se inclinó por Karen Rojo, el 8,74% por Marcela Hernando, 3,71% eligió a Eslayne Portilla, 1,7% Robert Araya, 1,09% Carlos López y 0,39% Guillermo Acuña, esto en base a los últimos cómputos oficiales.

Por ello, tanto los políticos electos como los que no, tendrán que cargar desde el comienzo con la pesada mochila de una escasa aprobación ciudadana, y un minoritario apoyo de los electores, que en su inmensa mayoría, decidieron no votar. Las razones pueden ir desde el simple desinterés, hasta el rechazo a todas las candidaturas por no sentirlas cercanas a las reales demandas de la ciudadanía, tema que sin duda será debate por parte de los analistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here